La ciudad
Martes 02 de Mayo de 2017

Una asistencia cada vez más próxima

De acuerdo al análisis provincial, la política de «regionalización perinatal» fue la promotora de este proceso. Esta acción fomenta que las mujeres y los niños por nacer puedan ser asistidos en las instituciones de mayor complejidad, denominadas «maternidades seguras». Y tiene por meta principal que la planificación familiar, el diagnóstico y control del embarazo, la detección de riesgos, el control de un puerperio normal, y de un recién nacido sano, puedan ser brindados y garantizados en sedes próximas al domicilio de los ciudadanos en el primer nivel de atención.

Eso implica que los partos de embarazos normales y a término, sin riesgo obstétrico, deben ser asistidos en el segundo nivel de atención (hospitales de mediana complejidad de región), cuando los efectores cumplan con las Condiciones Obstétricas y Neonatales Esenciales (Cone).

Desde la decisión de profundizar la descentralización (2009), se desestimaron los partos en localidades donde se producían pocos al año, para centralizarlos en instituciones en las que al menos se producían más de 100 al año, y que cumplan con las Cone. Es así que para el territorio provincial, actualmente existen 28 hospitales de 2º y 3º nivel de atención, en que los partos se realizan en condiciones seguras.

Comentarios