La ciudad
Martes 20 de Diciembre de 2016

Un trabajo "familia por familia" de varios meses

La secretaria de Desarrollo Social del municipio, Laura Capilla, señaló que el traslado de las personas que vivían en los galpones de la estación de trenes Rosario Norte demandó varios meses de trabajo, "familia por familia", para decidir las distintas modalidades y lugares posibles de relocalización.

La secretaria de Desarrollo Social del municipio, Laura Capilla, señaló que el traslado de las personas que vivían en los galpones de la estación de trenes Rosario Norte demandó varios meses de trabajo, "familia por familia", para decidir las distintas modalidades y lugares posibles de relocalización.

Por ejemplo, explicó la funcionaria, la determinación de concretar la mudanza durante el último mes del año se decidió "para no interrumpir la escolaridad de los chicos que, en su mayoría, asisten a escuelas del centro de la ciudad".

A estas familias, sostuvo, "las acompañamos para referenciarlas con las escuelas públicas del nuevo barrio, el centro de salud y las instituciones públicas más cercanas", ya que todos los grupos de familias accedieron a viviendas sociales.

En el caso de los hombres solos que permanecían en las instalaciones del Hogar Josefina Bakhita, la mayoría fue trasladado a albergues que dependen del municipio.

En otros casos se los acompañó para encontrar una pensión o habitación en alquiler.

La secretaria de Desarrollo Social municipal apuntó que "sobre las personas adultas también realizamos un seguimiento para ver cómo van llevando su nueva vida".

Comentarios