La ciudad
Miércoles 11 de Octubre de 2017

Un relato desgarrador avalado por especialistas

El fallo de la Cámara de Apelaciones que anuló la condena a dos ex celadores del Hogar del Huérfano contiene fragmentos desgarradores del relato de la víctima, que en muchos casos fueron convalidados por los especialistas que lo entrevistaron.

El fiscal de Cámara, Guillermo Corbella, citó que la familia solidaria del menor notaba conductas extrañas y sugestivas de Rodrigo relacionadas con su genitalidad y la de otros.

Además, la familia solidaria advirtió que el menor no podía controlar esfínteres. Una consulta pediátrica determinó que en parte estaba asociado a un caso de abuso sexual.

"Un día contó que cuando se portaba mal en el Hogar lo hacían sentar sobre las canillas que estaban en el baño, le sacaban la ropa interior y le tapaban la boca", señala el expediente.

La familia sustituta contó que en una situación de crisis con el menor, Rodrigo estalló en llanto y dijo: "Al Hogar no vuelvo más porque ahí me abusaron, nos dopaban, le hacían pichi a las nenas en la boca y le daban pastillas para dormir".

El fiscal aseveró que "el menor sabe diferenciar lo que es verdadero de lo falso, lo permitido de lo no permitido, la realidad de lo imaginario. Todo ello está muy claro en los informes psicológicos, inclusive en el último informe que hace el jefe de la unidad de violencia familiar, el cual luego de analizar los distintos informes y los dichos del niño, concluye que el mismo sufrió lesiones compatibles con abuso sexual infantil".

El Fiscal de Cámara fue más allá y refutó las críticas de la defensa que objetaron el testimonio del menor y rechazó intencionalidad en su denuncia.

"No existe ninguna razón que permita sostener que haya una relación previa a la estancia en el hogar donde el menor esté predispuesto de alguna manera, con alguna animosidad o represalia contra estas dos personas para acusarlas de semejante hecho", remarcó.

Comentarios