La ciudad
Sábado 15 de Abril de 2017

Un principio de incendio en un bar de la costa reavivó el debate sobre las concesiones

El incidente ocurrió en el predio de Roca y el río. Hace unos días se denunció que hay baile y música, pero sólo debe funcionar un restaurante

Un principio de incendio que se desató en la costanera central reavivó el debate sobre la política de concesiones del municipio sobre los principales espacios públicos de la ciudad.

El incidente ocurrió en el bar y restaurante Los Jardines, un espacio público que la Municipalidad cedió en 2007 al Club Guillermo Tell con la finalidad de llevar adelante "tareas formativas con relación al río, como también una tarea de enseñanza de la actividad de pesca con criterios recreativos y deportivos".

A través de las redes sociales se corrió la voz que de que el lugar había sufrido un principio de incendio. Esa información fue relativizada desde el propio espacio y adujeron que "sólo fue un problema con una chimenea",

Mientras tanto, en el Palacio de los Leones nadie respondió sobre la tergiversación del convenio firmado hace ya una década, y el concejal radical Jorge Boasso volvió a reclamar la injerencia del Concejo en la cesión de los espacios públicos donde "los ediles son apenas convidados de piedra".

La noticia del principio de incendio se corrió a través de las redes sociales Twitter y Facebook durante la noche del jueves, incluso con fotografías que daban cuenta de que algo no andaba bien en el restaurante de Roca y el río.

Comensales que estaban en el lugar aseguraron que la situación se produjo en la cocina, sin embargo, desde el local uno de los empleados explicó que "se trató sólo de un problema con la chimenea de la cocina y algo de humo.

No fue un incendio porque de hecho estamos trabajando con normalidad al mediodía y a la noche".

El episodio se produjo a sólo horas de que se conociera que el restaurante que funciona a través de un fideicomiso creado en 2013, en un espacio que la Municipalidad cedió a una entidad sin fines de lucro, para actividades específicas que no son la del expendio de comidas y bebidas.

Y más aún, diferentes fuentes indicaron que el titular del local es un alto dirigente del radicalismo local.

Silencio oficial

Ante la consulta de LaCapital sobre la situación del espacio, el secretario de Gobierno de la Municipalidad, Gustavo Leone, mantuvo silencio e indicó que a través de sus voceros que recién respondería sobre "el tema" la semana próxima.

Quien lleva años cuestionando la modalidad de concesión de los "más preciados" espacios públicos de la ciudad al Ejecutivo es el radical Jorge Boasso.

Ayer no hizo la excepción al volver a plantear "la radícula y vergonzosa situación que se da en Rosario donde el Concejo Municipal debe autorizar los cortes de calle, pero los ediles son convidados de piedra ante las concesiones del terreno público".

El concejal dijo haberse enterado a través de este diario de la situación puntual del muelle que ocupa el restaurante Los Jardines, pero ratificó su posición histórica y se quejó de "la vergüenza que significa que el Ejecutivo no controle, otorgue concesiones casi al margen de la ley y no ejerza el poder de policía".

Comentarios