La ciudad
Viernes 28 de Abril de 2017

Un operativo que ya tuvo dos jornadas en las que se percibió más orden

Las restricciones parciales al tránsito particular debutaron el miércoles y se extenderán sin plazos. Tal como explicó el director de Tránsito municipal, Gustavo Adda, las acciones se definirán "en función del comportamiento del tránsito y de cómo se evalúe la experiencia". Los inspectores se apostaron ayer temprano en el cruce de San Martín y Santa Fe, esquina álgida de la city rosarina, al igual que en la esquina de Maipú. Los desvíos se hacen hacia Urquiza. El mismo dispositivo se repitió en San Lorenzo, entre Sarmiento y Entre Ríos, y en el resto de las transversales. Los agentes funcionaron como una suerte de semáforos humanos que desviaban coches particulares a excepción de los de dueños o inquilinos de cocheras. También están exceptuados los transportes escolares y los servicios que deben llevar mercaderías a la zona vedada. Por Santa Fe como por San Lorenzo, entre Buenos Aires y Presidente Roca, entre las 10 y las 15, circularon colectivos, taxis y motos. A los automovilistas, en cambio, se los desviaba por Urquiza o Rioja, de este a oeste, y Tucumán o San Luis, en sentido contrario. ¿Cómo hacen para saber si un auto particular tiene cochera y puede pasar?, le preguntó La Capital a la agente. "Los vamos identificando, y además si están mintiendo están las cámaras de videovigilancia captándolos", respondió con seguridad.

Comentarios