La ciudad
Martes 20 de Junio de 2017

Un menor al volante atropelló a una mujer en Laprida y Lainez

Un joven de 17 años, que le habría sacado el auto sin permiso a su padre, embistió a una ex agente policial que quedó en grave estado en el Heca

Una mujer de 57 años, ex agente policial, fue atropellada por un menor edad que manejaba sin permiso el automóvil de su padre, y se encuentra internada en grave estado en el Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca). El tremendo accidente se produjo en la esquina de Laprida y Lainez, alrededor de las 16 de ayer, en zona sur de la ciudad, y conmocionó a todo el barrio ya que la señora tiene 3 hijos, y vive a sólo dos cuadras de donde se produjo la colisión.

El joven que conducía un Peugeot 306 rojo oscuro (dominio BXP 201), tiene 17 años y le había sacado el coche a su padre, sin autorización y, según contaron los habitantes de la zona, venía realizando maniobras peligrosas, a muy alta velocidad, trasladándose en dirección norte-sur, por Laprida.

A bordo del auto, según el relato de los vecinos, había otros dos jóvenes, que se dieron a la fuga antes del arribo de los agentes policiales y de la ambulancia.

A gran velocidad

En ese recorrido tremendamente riesgoso, el auto dio contra el cordón izquierdo, tumbó una columna de iluminación, cruzó la calle y se estrelló contra un árbol, del otro lado de la calzada. En ese trayecto, atropelló a Patricia B., una mujer conocida en el barrio, ex policía, que venía de realizar unas compras en una tienda de materiales.

Rápidamente llegaron agentes de la subcomisaría 20ª (avenida San Martín 6291), peritos de la Policía de Investigaciones (PDI), y la ambulancia del Sistema Integrado de Emergencia Sanitaria (Sies).

La víctima fue trasladada en primera instancia al Hospital Centenario, donde le efectuaron algunos estudios iniciales, y luego fue internada en el Heca, y al cierre de esta edición, permanecía estabilizada, con pronóstico reservado, por "traumatismos graves" en el tórax y en el cráneo. Y seguirá en observación.

En tanto, desde la secretaría de Control y Convivencia le confirmaron a este diario que al menor le realizaron tests de alcoholemia y narcolemia que arrojaron resultados negativos. De esa manera, el joven quedó en dependencias oficiales, a disposición del Juzgado de Menores.

La escena en esa agitada esquina de zona sur exhibió rostros de aflicción y angustia durante toda la jornada. Los vecinos de esa cuadra denuncian que los autos pasan a gran velocidad por esa intersección y que los choques son "muy frecuentes".

"Acá hay que poner semáforo o un lomo de burro, sobre todo por Laprida. La gente usa estas calles como si fuera una avenida y todas las semanas hay accidentes", reclamó Belén, quien tiene un pequeño taller de cerámica justo en esa esquina y es testigo habitual de estos graves accidentes.

Comentarios