La ciudad
Viernes 07 de Abril de 2017

Un hombre murió calcinado en Moreno al 300 y se sospecha que lo mataron

Fue hallado calcinado sobre el colchón de su dormitorio. Una mujer de 72 años sufrió heridas cuando bajaba las escaleras

Un psicólogo de alrededor de 40 años murió y una mujer de 72 resultó herida como consecuencia de un incendio que se desató ayer, sobre las 19, en un departamento del centro de la ciudad. El episodio ocurrió en el primer piso de Moreno 365. La primera explicación apuntó a un simple incendio, pero pasada la medianoche crecía la hipótesis de que fue quemado para ocultar un crimen previo. Tan es así que la investigación quedó a cargo de un fiscal de homicidios.

La fiscal Valeria Piazza Iglesias, que llegó inmediatamente al lugar, confirmó que también hubo que atender a seis personas por inhalación de monóxido de carbono, pero ninguno de los cuadros revestía complejidad.

El siniestro tuvo lugar en el 1º B del edificio de 10 pisos y su único morador en el momento del hecho falleció calcinado sobre el colchón.

En tanto, la septuagenaria que resultó herida fue trasladada al Sanatorio Laprida con un traumatismo en el hombro y un corte en el rostro, que requirió sutura. Las lesiones fueron sufridas al caerse cuando bajaba las escaleras para salir del edificio.

En efecto, los rescatistas fueron advertidos por la gente apenas el lugar comenzó a inundarse de humo. Los vecinos más cercanos al primer piso pudieron salir rápidamente, pero los habitantes de las plantas superiores concurrieron a la terraza y bajaron a la calle una vez que se disipó el humo.

Juana, de 66 años, contó a este diario: "Sentimos mucho olor a plástico quemado. Estaba pintando y, además, oí gritos". La mujer vive en el mismo piso del incendio, pared de por medio. Por su parte, otro vecino, Néstor Salatín, no salía de su congoja al recordar la explosión de Salta 2141 (también un día seis, pero de agosto de 2013) y el estallido de Balcarce al 300 (en 2016), ambos sitios muy cercanos al lugar del siniestro de ayer. Salatín había ido al edificio a visitar a su hija cuando se desató el foco ígneo.

Otro habitante de la torre, Fabián, cuyo departamento está exactamente arriba del afectado por las llamas, remarcó: "Empezó a ingresar humo color blanco, que luego se fue ennegreciendo". El joven, todavía nervioso, sostuvo anoche: "Estaba tranquilo en mi casa cuando observé el humo y empecé a escuchar gritos desesperados. Salí de mi casa, en el 2º B y, de la desesperación, no encontraba la remera ni las zapatillas. Bajé por la escalera donde, a esa altura, ya no se veía nada. La oscuridad generada por el humo era tremenda".


Olvido

El vecino indicó que, una vez que llegó a planta baja, se dio cuenta de que no tenía las llaves para salir del edificio, por lo que le abrieron la puerta a él y a otras personas.

A medianoche, sobre el cierre de esta edición, la fiscal Piazza habría pasado el caso a un colega de homicidios ante las versiones de que el cuerpo del hombre fallecido tenía heridas de arma blanca y fue degollado. A esa hora comenzaba a circular la versión de un crimen pasional.

Comentarios