calles violentas
Lunes 18 de Julio de 2016

Un grupo de jóvenes asaltó al chofer y a los pasajeros

Iban en una unidad de la línea 121 y luego amenazaron a la gente y le robaron sus pertenencias. Segundo caso en 48 horas

La inseguridad en las unidades del transporte público continúa generando profunda preocupación. Las modalidades de ataques y robos sobre micros se repiten. Las escenas de violencia son imágenes cada vez más frecuentes que generan angustia en las calles rosarinas. Este fin de semana, el chofer y los pasajeros del interno 164 de la línea 121 fueron asaltados por una banda de jóvenes que se trasladaba en el mismo colectivo.

El delito fue llevado adelante mientras el micro transitaba por la zona de Ituzaingó y Camilo Aldao. E hizo recordar un hecho similar que se produjo el último jueves en Riobamba y Matienzo.

El robo al conductor y los pasajeros de la línea 121 ocurrió este sábado, por la tarde, cuando delincuentes que iban sentados en los asientos de esa unidad sorprendieron a los ocupantes durante el recorrido.

De acuerdo a la crónica policial, el chofer denunció que un grupo de jóvenes que transportaba como pasajeros, en Ituzaingó y Camilo Aldao, sacaron de sus prendas cuchillos, y les robaron sus pertenencias a los demás pasajeros y al propio conductor, a quien lo golpearon en la cabeza. No faltaron gritos y amenazas que generaron un alto nivel de violencia y tensión entre los pasajeros.

Tras cometer el robo, descendieron y dispararon hacia el lugar del chofer, quien sufrió heridas leves debido al estallido de los vidrios. Luego, se dieron a la fuga corriendo.

Ante esa situación, policías pertenecientes al comando radioeléctrico, que fueron alertados a través del servicio telefónico de emergencia 911, patrullaron la zona del ataque al colectivo, y en las inmediaciones de pasaje Marconi y Cerrito consiguieron atrapar a uno de los presuntos autores, que curiosamente además llevaba una navaja escondida entre sus bienes. El detenido fue directamente llevado a la seccional 14ª de policía, y fue colocado a disposición de la Justicia.

Antecedente. El jueves pasado, otro interno de la línea 121 había sufrido un robo parecido en Riobamba y Matienzo, a pocas cuadras de donde ocurrió el robo del sábado. En aquella oportunidad también un grupo de jóvenes asaltaron a los pasajeros, golpearon al chofer y huyeron disparando un tiro contra una ventanilla que, al romperse, lastimó al conductor.

Comentarios