La ciudad
Viernes 02 de Junio de 2017

Un Concejo atomizado pone en juego 13 de sus 28 bancas en octubre

Los tres frentes más tradicionales deberán revalidar sus credenciales para conservar poder político

El Concejo Municipal se encamina a la recta final para la renovación de 13 de sus 28 bancas. Su composición legislativa se caracterizó hasta ahora por su atomización y fragmentación en donde curiosamente hay 13 bloques unipersonales de un total de 18. En este escenario, el Frente Progresista pone en juego 5 escaños, Cambiemos somete a la votación 4 bancas y el peronismo y aliados otras 4. La izquierda mirará esta elección legislativa local por TV: Ciudad Futura y el Frente Social y Popular tienen dos años más de mandato para sus concejales.

Si se mira lo que estará en disputa en octubre, la composición de los partidos políticos es lo que más fichas tienen apostadas. Y en una estructura frentista, hay tres grandes bloques que se someterán al sufragio de los rosarinos.

El Frente Progresista Cívico y Social será la fuerza política más comprometida en renovar sus avales. Pone 5 escaños en manos del voto popular: el de la socialista Verónica Irízar, quien completará en diciembre el mandato del actual senador provincial por el departamento Rosario, Miguel Cappiello. Se le suma la banca de Carlos Comi por el ARI Coalición Cívica y las de los radicales Sebastián Chale (bloque Radicales Progresistas), Martín Rosúa (bloque UCR 1983) y la presidenta del Palacio Vasallo Daniela León (bloque Unión Cívica Radical).

La alianza Cambiemos busca renovar sus 4 escaños: por el PRO, Carlos Cardozo y Renata Ghilotti; por Rosario Federal, Diego Giuliano; y el radical macrista Jorge Boasso.

En el espectro del panperonismo figuran 4 lugares: Carola Nin (Compromiso con Rosario), quien completará el mandato como concejal del diputado provincial Héctor Cavallero, Norma López (Frente para la Victoria), Carlos Cossia (bloque Peronismo Solidario) y Lorena Giménez Belegni (Compromiso Social).

Todo este tablero de ajedrez moverá sus fichas en un contexto legislativo local donde existen 28 ediles, 13 bloques unipersonales, además de otros cinco. Lo que se dice una verdadera atomización parlamentaria.

En el caso de la izquierda, sus dos expresiones en el Concejo mirarán la compulsa electoral desde la tribuna. Ciudad Futura conservará sus 3 bancas por dos años más, al igual que la referente del Frente Social y Popular Celeste Lepratti.

Ahora bien, quienes ingresen a reemplazar y ocupar estas 13 bancas vacantes se encontrarán con la siguiente composición política. Por el Frente Progresista se supone que permanecerán juntos María Eugenia Schmuck, los socialistas Horacio Ghirardi y Enrique Estévez Boero, y el pedepista Aldo Poy.

En el "colectivo" justicialista tendrán dos años más: Osvaldo Miatello, Eduardo Toniolli, Marina Magnani y la ex cavallerista Fernanda Gigliani. Por el lado de Cambiemos quedarán los PRO Alejandro Rosselló, Agustina Bouza y Gabriel Chumpitaz.

En tanto, la izquierda, con Juan Monteverde, Pedro Salinas y Caren Tepp (Ciudad Futura) junto a Celeste Lepratti, se transformó en el sector político con mayor potencial de crecimiento entre los que llegan y los que siguen en sus cargos.

Respecto de los que terminan mandato, pero quieren renovar, existe por ahora más incertidumbre que certezas. Boasso ya anunció que competirá en las Paso de Cambiemos para diputados nacionales por Santa Fe. En forma inversa, es casi un hecho que Rodrigo López Molina quiera regresar a una banca en el Vasallo desde su cargo de diputado provincial. Cardozo y Ghilotti integrarían este sector interno con la idea de renovar sus bancas en el parlamento local.

Por el lado del Frente Progresista, Irízar y Chale suenan para la lista del oficialismo. Ahora bien, si el radical no está en tercer lugar, iría a competir en las primarias.

León está en conversaciones con varios espacios políticos para renovar su banca. Todavía no está definido en qué frente participará de las elecciones. Martín Rosúa va con una lista propia del radicalismo, fuera del Frente Progresista y en el marco del lanzamiento de Primero lo primero. La kirchnerista Norma López va junto a Roberto Sukerman (ex edil) en una interna con Fernando Rosúa, también ex edil.

En el caso de Diego Giuliano, estaría más interesado en una candidatura a diputado nacional. Las conversaciones con el Frente Renovador están aceitadas, en la idea de un peronismo no kirchnerista.

La izquierda no pone en riesgo ningún escaño y tiene un potencial de crecimiento mayor que el resto de las fuerzas

Comentarios