Básquet
Domingo 15 de Enero de 2017

Un club de barrio recibió aportes del Plan Abre y excluyó a 40 nenas de patín

El presidente del club Edison utilizó los fondos sólo para cambiar el piso de la cancha de básquet y dejó afuera otra actividad. Reclamos de los padres.

Muchos padres, la profesora y más de 40 nenas que practican patín en el Club Social y Deportivo Edison, ubicado en Iguazú al 300, en la zona norte, denunciaron que las autoridades de esa entidad deportiva utilizaron todos los aportes que recibieron a través del Plan Abre, promovido en conjunto por la provincia y la Municipalidad, solamente para cambiar el piso de la cancha de básquet, y que esa decisión inconsulta derivó en la exclusión de esta disciplina de esta institución barrial.

   Según los integrantes de la subcomisión que elevaron la protesta, la suma que recibió el club fue de 534.600 pesos, y por decisión de su presidente, Marcelo Capineri, fue destinada en su totalidad hacia la cancha de básquet y su nuevo piso de parquet.

   El grupo de patín expresó su bronca e indignación ya que, si bien comprenden que el apoyo del Estado es fundamental para este tipo de instituciones, critican la conducta de las autoridades que destinaron todo a una sola actividad, sin tener en cuenta las rápidas consecuencias.

   "Para la presentación del proyecto pidieron nombre, apellido y documento de todas las patinadoras federadas y no federadas del club, porque eso sumaba a la hora de pedir dinero. Pero parece que, después, la actividad del patín era descartable. Todo funcional a las intenciones del presidente", denunció Carolina, la profesora de patín del club desde hace 8 años.

   De acuerdo al relato de algunos padres, el titular de la entidad, al explicar la determinación de la expulsión que tomó, dijo que era una disciplina que "arruina el piso". Estos adultos advierten que eso no es cierto, que ese piso se utiliza en competencias locales, regionales y nacionales, y también resaltan esta postura de la máxima autoridad del club, a la que consideran "irritante y contradictoria", ya que utilizó al patín y a sus alumnas para poder llegar a ser beneficiario del dinero estatal.

   Vale destacar que el Plan Abre se concentró en obras de infraestructura en barrios de toda la ciudad de Rosario y también focalizó el apoyo en aportes económicos a los clubes de barrio, destacando el activo rol social e inclusivo que representan las instituciones deportivas más pequeñas.

Una frase muy curiosa

En ese marco, los padres del grupo de patín también destacaron la ironía de una frase que utiliza Edison: "Si el deporte gana un niño, la droga pierde a un adolescente". Y los responsables del club, tras recibir el aporte estatal, dejaron a 40 niñas socias sin la disciplina que aman.

   Evidentemente, con este tipo de determinaciones no se entusiasma a los chicos para que sigan participando de las actividades del club. No se genera un espacio inclusivo, un lugar de encuentro donde todas las disciplinas se sientan representadas y también respetadas. Eso se refleja claramente en este efusivo reclamo de los padres y la profesora.

   "Los dirigentes de Edison aplaudieron todo, sólo para recibir el dinero. Después hicieron lo que quisieron, y no respetaron nada de lo acordado. Y esas decisiones alejaron a las chicas del patín, y del deporte", exclamó una madre, que agregó: "A estos dirigentes no les interesa el club, sólo les interesa el deporte que alguna vez practicaron o representaron, como este caso el básquet. Todo lo demás, no les importa nada".

   "Si el objetivo del Plan Abre es que los clubes de barrio vuelvan a tomar el protagonismo que supieron tener, porque son importantes por las tareas de contención que cumplen y por lo que significan socialmente para cada barrio de la ciudad, habría que explicarle al responsable de Edison que con esta determinación no respeta tampoco la filosofía de este plan que se lleva adelante en la provincia", remarcó la profesora.

Comentarios