La ciudad
Sábado 01 de Julio de 2017

Un barrio que latió al ritmo de la pasión y la curiosidad por el casamiento de Leo y Anto

Desde temprano y hasta entrada la noche, miles de fanáticos coparon las inmediaciones del City Center para seguir de cerca las alternativas.

Vecinos, curiosos, amigos, artistas y medios de todo el mundo se arremolinaron ayer en torno al complejo City Center para no perderse detalle de la boda del año. En las cuadras cercanas al hotel donde se alojaron los novios y sus selectos invitados, las horas previas al casamiento se vivieron con intensidad. Flashes por doquier, gente que se acercó con fotos de Leo y fanáticos de todas las edades le imprimieron a la zona cercana al complejo lúdico de Oroño y Batlle y Ordóñez un color especial en una jornada inolvidable. Y hasta se casó un Messi trucho.

La movida arrancó desde temprano y fue cobrando fuerza a medida que se fue acercando la hora en que la pareja dio el sí. En los instantes previos, curiosos y fanáticos se habían apostado en la parte trasera del casino, por Moreno, el sitio por el cual fueron ingresando los invitados a la fiesta en costosos vehículos.

Los últimos en llegar fueron los futbolistas brasileños Neymar y Dani Alves, quienes fueron conducidos raudamente desde el aeropuerto e ingresaron al City Center dos minutos después de las 18. Los dos astros estuvieron escoltados por una nutrida comitiva de seguridad. Horas antes, igual situación se había vivido con la llegada de Piqué y Shakira.

En las inmediaciones del casino hubo de todo. Entre los curiosos se lo pudo ver a Augusto, un músico rosarino que lidera un conjunto de cumbia que le compuso un tema a Leo y que intentó infructuosamente poder cantárselo al crack de Barcelona y la selección nacional.

Enfundado en un para nada desapercibido saco rojo eléctrico, Augusto no se privó entonces de entonar algunas estrofas ante los canales de televisión que trasmitían en vivo desde las inmediaciones del City Center.

Otro personaje pintoresco fue Nerina, una joven rosarina de 21 años, estudiante de periodismo deportivo, fanática de Messi, y vecina del barrio Hospitales, que se acercó hasta el hotel vestida de novia. "Mi novio no sabe que vine así, solo mi mamá. Es para homenajearlos a ellos, y agradecerles que se casen en Rosario", dijo la producida muchacha.

Recuerdos y fotos

Entre los curiosos no faltaron quienes mostraron fotos con Leo. Viejos vecinos, antiguos compañeros y cholulos que alguna vez se fotografiaron junto al astro del Barcelona llegaron hasta el City Center con ese recuerdo en la mano y la ilusión de que el propio Messi las rubricara.

También hubo dos grandes banderas de Newell's con emotivos mensajes de agradecimiento para Leo. Una pintada por Fernando Sauro, y otra por una banda de amigos del Politécnico integrada por Fernando, Facundo, Elías, y Lautaro.

La frutilla del postre llegó cerca de las 20, cuando Alex, un doble brasileño de Messi, hizo la parodia del casamiento en la salida trasera del complejo. Llegó en una combi junto a algunos técnicos de sonido, ya que la puesta en escena se montó para un programa de TV brasileño (CQC de Red Bandeirantes), y realizó la ceremonia en la calle, con un cura, padrinos (personificados por Gerardo y Liliana, dos actores rosarinos que se sumaron a la grabación), velas, anillos y el ramo de flores tirado hacia atrás, como indica la tradición. Todo seguido atentamente por los fotógrafos. Luego, la "fiesta trucha" siguió en otro salón de la ciudad.

El barrio estuvo convulsionado. Fue una jornada única e irrepetible y todos quisieron estar ahí y no perderse ningún detalle.

Muy cerca, pero sólo con acceso para la prensa acreditada para cubrir el evento, se desplegó la alfombra roja sobre la cual los invitados posaron para los fotógrafos. Y el flamante matrimonio salió a las 21 exactas, se mostró sonriente para los flashes y agradeció la presencia de los medios.

Así, los rosarinos no se lo quisieron perder y estuvieron allí, haciendo el aguante desde temprano y hasta que la ceremonia expiró.

En las inmediaciones del hotel hubo desde fanáticos hasta un doble de Messi que parodió la boda, a la misma hora

Comentarios