La ciudad
Miércoles 13 de Septiembre de 2017

Tres radicales dejaron el municipio y cruje el Frente Progresista

Del Vecchio renunció a la Secretaria de Producción. Otros dos dirigentes de la UCR abandonaron el gabinete de Fein. Tensión interna entre los aliados

Tres funcionarios radicales abandonaron el gabinete municipal de Mónica Fein y dejaron al Frente Progresista al borde de una crisis política tras el pésimo resultado del oficialismo en las primarias de agosto. Ignacio Del Vecchio renunció al frente de la Secretaría de la Producción y lo propio hicieron la ahora ex subsecretaria de Salud, Angela Prigione y el hasta ayer director del Distrito Sudoeste, Javier González, todos enrolados en el sector de la UCR que conduce el diputado provincial y líder del partido en Santa Fe, Julián Galdeano, y el concejal Martín Rosúa.

Falta de diálogo interno, críticas a la conducción socialista de la coalición gobernante en la ciudad y profundas diferencias sobre el escenario nacional fueron las razones esgrimidas por estos dirigentes para irse de la gestión de la intendenta.

"La decisión estaba tomada antes de las Paso, pero por prudencia política no se concretó. Fue una resolución previsible ya que a estos funcionarios les habían sacado atribuciones y les habían vaciado de contenido las áreas que tenían a su cargo", explicó un referente del sector.

"El problema —contó otro dirigente radical— es que desde hace unos meses los actos de gobierno se han convertido en actos de campaña y al estar jugando en distintos espacios era insostenible seguir en el gabinete".

Los tres funcionarios que se fueron de la Intendencia apoyaron a Rosúa como aspirante a renovar su banca en el Concejo desde la UCR, por fuera del Frente Progresista. En la campaña, el sector tuvo un discurso crítico del socialismo y se mostró más cercano al PRO y a Cambiemos.

Rosúa hacía tiempo que venía marcando distancia con el PS y no disimulaba su diálogo con el macrismo local.

Ya después de la elección primaria empezó a llevar adelante proyectos y gestiones políticas con el PRO bajo el paraguas de Cambiemos.

En caso de lograr ser reelecto, misión para nada sencilla teniendo en cuenta la magra cosecha electoral que tuvo en la primaria, dejará el interbloque del Frente Progresista y jugará en Cambiemos.

"La situación ya era insostenible antes de las elecciones. El resultado electoral, donde arrasó el PRO y el Frente fue un fracaso, aceleró los tiempos y las decisiones. No hay lugar para los grises, o se está con Cambiemos o con el kirchnerismo", dijo un operador de la conducción de la UCR provincial.

El otro sector del radicalismo aliado al socialismo en el Frente Progresista, el que lidera la concejala María Eugenia Schmuck, también está empezando a analizar su continuidad en la coalición gobernante en la ciudad.

El lunes, a un mes de las Paso, Schmuck se reunió con el diputado socialista Rubén Galassi y el ministro de Seguridad radical, Maximiliano Pullaro, para analizar el resultado de las elecciones y cómo sigue el armado político del Frente de cara a octubre.

En el cónclave hubo un intenso pase de facturas al estilo de conducción del socialismo, a la falta de diálogo institucional, la escasa renovación y el esquema de toma de decisiones.

"El lunes renunció un secretario del Ejecutivo de extracción radical y un día después la intendenta nombró a su reemplazante del propio socialismo (la economista María Fernanda Ghilardi). Ni siquiera nos consultaron para acordar al sucesor, su perfil, aún siendo del mismo partido del funcionario que dejó el cargo. Actúan con soberbia y encerrados", disparó un militante del sector de Schmuck y el edil Sebastián Chale.

Por ahora ambos continuarán en el Frente, pero reclamaron a viva voz un amplio espacio de discusión interna sobre los errores cometidos. "Hace falta una profunda y sincera autocrítica. Los votos hablaron", remarcaron puertas adentro.

Después de octubre, dependiendo el resultado y el rumbo de la gestión, todo puede pasar en el Frente.

"A estos funcionarios

les habían sacado

atribuciones y vaciado de contenido sus áreas. Era insostenible seguir"

El sector radical que lidera Schmuck también analiza su continuidad en la coalición ante la falta de diálogo y acuerdos

Comentarios

Últimas Noticias