La ciudad
Jueves 09 de Marzo de 2017

Tras masiva movilización, las mujeres coparon el Monumento y se hicieron oír

Marcharon por el centro y se congregaron en el Patio Cívico, donde manifestaron una serie de reclamos y exigieron igualdad

"Movemos el mundo, podemos detenerlo". Ese fue el grito de miles de mujeres que marcharon y a las cuales el Patio Cívico del Monumento a la Bandera, ayer les quedó chico para plantear uno a uno sus derechos en el marco del Paro Internacional de Mujeres. La jornada había comenzado con una huelga de tres horas en lugares de trabajo, estudio y en cada una de sus casas, y cerró con una tan multitudinaria como heterogénea movilización que comenzó en la Plaza San Martín y que se convirtió en una marea de gente que llegó a tener una decena de cuadras. Y si bien ya en el Monumento la lista de reclamos y derechos exigidos fue larga, dejaron en claro que fue el colectivo de mujeres argentinas las que convocaron al primer paro nacional en contra de los ajustes del gobierno de Mauricio Macri, y exigieron a las centrales obreras CGT y ambas CTA que le pongan fecha a la huelga general.

"Estamos todas en las calles porque somos las más golpeadas, por el sistema patriarcal, pero también por este gobierno de empresarios", dijeron las dirigentes de organizaciones feministas que encabezaron la marcha. Y allí estaban todas: las militantes feministas, las dirigentes sindicales y políticas, militantes sociales, las estudiantes, las cartoneras organizadas de Villa Banana, las integrantes de la ONG Mujeres tras las Rejas en representación de las mujeres presas, las organizaciones de travestis y transexuales, las víctimas de violencia de género y los familiares de víctimas, y las trabajadoras.

Llevando la bandera de "Mujeres de GM en lucha" las familias de los 347 trabajadores y 3 trabajadoras de General Motors que fueron "ilegalmente cesanteados" fueron quizá el símbolo más fuerte de las críticas a las políticas de ajustes y los despidos en el sector productivo.

Para muchas era la primera vez en una movilización del colectivo de mujeres, entre las trabajadoras en cambio, fue la oportunidad no sólo para reclamar por sus empleos, sino también por la "discriminación" que a diario viven puertas adentro de la empresa. "Te embarazás y te amenazan con que si faltás, te despiden; y no tenés un día para cuidar a un hijo si está gravemente enfermo. Yo estoy devolviendo todavía las horas que tuve que pasar hace cuatro años en un sanatorio cuidando a mi hija internada", contó Romina.

Huelga y marcha

Si bien en el sector público y con representación gremial el paro de mujeres de 12 a 15 fue más contundente, en los espacios privados hubo modos parciales o alternativos en que las mujeres se sumaron. "Lo que hicimos hoy desde nuestros lugares de trabajo, nuestras casas y lugares de estudio fue resignificar algo que mucho se discutió en estos días y es quién tiene la potestad de llamar a un paro, y nosotras paramos", recalcó la dirigente del colectivo Ni Una Menos y Mala Junta, Majo Gerez.

No sólo pararon, sino que marcharon en una columna que llegó a tener más de una decena de cuadras y que ya una vez en el Monumento reunió a más de 15 mil personas. Las consignas en reclamo de un Estado laico; del aborto legal, seguro y gratuito; el grito de "Nos están asesinado" ante las 57 mujeres asesinadas sólo entre enero y febrero de este año; el reclamo por la "socialización del trabajo doméstico" y los impactos que el "mundo cada vez más hostil" tiene sobre mujeres se escucharon cuadra tras cuadra.

Ya en un Patio Cívico colmado y con manifestantes que no lograron ingresar, las organizadoras leyeron el documento conjunto que había sido consensuado por las organizaciones que integran el colectivo de mujeres; y uno a uno los reclamos fueron enunciados a la multitud.

"Nosotras paramos porque cuando los gobiernos nacional, provinciales y municipales ajustan perjudican a las mujeres", se escuchó; y le siguió la interpelación a las tres centrales sindicales exigiendo la convocatoria a un paro nacional en contra del ajuste del gobierno de Macri y en defensa de "nuestros derechos".

Después, sin perder el tono de crítica ni de reclamos, vinieron las actuaciones de Las locas Margaritas, Zapatitos de Charol y las bailarinas del grupo Isabel Taboga, y la música con la murga Modestia Aparte, Alto Guiso y Girda y Los del Alba. Un fin de fiesta para una jornada donde las mujeres fueron las protagonistas.

"Nosotras paramos porque cuando los gobiernos ajustan, perjudican a las mujeres"

Comentarios