La ciudad
Jueves 16 de Marzo de 2017

Tras el paro municipal, utilizarán policías para evitar la invasión de manteros en la peatonal

El municipio advierte que hay una organización detrás de los puesteros y apunta a la nueva conducción del gremio de venta ambulante.

La Municipalidad reforzará con la policía el control de la peatonal Córdoba para evitar la semana próxima, donde están previstos otros dos días de paro de los municipales, una masiva invasión de manteros. Entre otras acciones, habrá identificación de los vendedores ambulantes y se protegerá los frentes de los comercios para evitar que se instalen ante las puertas de los locales habilitados. La hipótesis que maneja con fuerza el municipio es que hay una organización detrás de la masiva irrupción de manteros que está generando una clara situación de tensión. Es más, ayer se evitó ejecutar una orden de desalojo que había librado un Juzgado de Faltas para que no se produjeran incidentes.

Según precisó el secretario de Control del municipio, Gustavo Zignago, "la decisión política es evitar que se generen situaciones de tensión. Estos dos días de paro hubo una masiva irrupción de manteros, muchos de los cuales llegan desde otras localidades e invaden, aprovechando que no hay inspectores municipales, hasta los frentes de los comercios habilitados, por eso vamos a actuar con la policía para garantizar que esto no vuela a suceder", destacó.

Para avanzar en esta decisión, hoy se reunirán integrantes de las áreas de Control del municipio y del Ministerio de Seguridad de la provincia para empezar a delinear el operativo que se llevará adelante durante el miércoles y jueves de la semana próxima, días en que ya están anunciados los paros municipales.

En los despachos oficiales ya circulan algunos papers que refuerzan la hipótesis de la existencia de una organización detrás de la masiva irrupción de manteros en la peatonal. Esos documentos ubican como uno de los líderes de esa movida a quien a principios de este año tomó el control del Sindicato de Vendedores Ambulantes, Beto Riba.

Con ritmo tropical

Riba, un cantante de cumbia con raigambre en la movida tropical de la zona, ya fue denunciado penalmente por el municipio en una causa que se le abrió por daños tras quitar el vallado que rodea la plaza Homero Manzi, en la zona sur, donde cada sábado se desarrolla la feria informal La Saladita.

Esa plaza fue cerrada para evitar la invasión de vendedores ambulantes y ahora avanza en una suerte de regulación de la actividad, para lo cual se realizó un censo de quienes ofrecen los productos allí.

El bailantero también acumula otras dos denuncias, en este caso por extorsión, que fueron radicadas por vendedores ambulantes, a quienes habría forzado a afiliarse al sindicato.

De acuerdo a lo que narraron altas fuentes municipales, la facción de manteros que lidera Riba desplazó a principios de año a la anterior conducción gremial, y desde entonces intenta forzar un diálogo con el municipio para realizar la actividad de venta ambulante y ferias en distintos puntos de la ciudad.

En ese contexto no pasó desapercibida en estos dos últimos días la masiva presencia de manteros en la peatonal, muchos de los cuales llegaron desde otras localidades. Es más, entre la noche del martes y la mañana del miércoles hasta hubo quienes montaron una suerte de guardia nocturna para "reservar" lugares en donde montar sus puestos aprovechando el paro municipal.

De acuerdo a la información que se maneja en altas esferas gubernamentales, esta organización tendría conexiones con bandas delictivas que tienen su centro de operaciones en la zona sur de la ciudad.

De allí que se avanza en un plan junto a la policía para identificar a quienes organizan la instalación de los manteros en el centro. En el municipio son conscientes de que hay vendedores que llegaron a la peatonal empujados por las crisis, pero también ponen el acento en una "clara organización" que nuclea a muchos.

Recital

Las fuentes consultadas aseguraron ayer que el nuevo liderazgo del Sindicato de Vendedores Ambulantes estuvo detrás de la organización de trapitos en el recital de Guns N' Roses que se realizó en noviembre del año pasado en el estadio Central.

De acuerdo a los datos que circulan en los despachos oficiales, allí habrían pedido unos mil pesos por cuadra como condición para permitir a los trapitos manejar el estacionamiento en los sectores circundantes al estadio.

A este sector le adjudican además conexiones con las barras bravas tanto de Central como de Newell's.

Las fuentes consultadas revelaron que el municipio contó desde el mediodía de ayer con una orden de desalojo para avanzar sobre la ocupación del espacio público en la peatonal, pero que la misma no se ejecutó para evitar mayores incidentes.

Algo es seguro, el objetivo está puesto en que la masiva presencia de vendedores ambulantes no se reproduzca la semana próxima. Para eso será clave la presencia policial y la puesta en marcha del operativo que empezará a delinearse desde hoy.

San Luis

El municipio analiza por estas horas si se tomarán medidas con puesteros de calle San Luis que ayer fueron detectados vendiendo en plena peatonal Córdoba. Se trata de comerciantes que están habilitados para realizar la actividad, pero que ayer infringieron una norma, ya que ofrecieron sus productos en un sector de la ciudad donde no están habilitados a hacerlo.

Comentarios