La ciudad
Lunes 29 de Mayo de 2017

Trabajadores de la salud del Sanatorio de los Buenos Ayres temen por su futuro

Son empleados del Sanatorio de los Buenos Ayres, que el año pasado entró en un proceso de crisis y están a la espera de una resolución judicial

A un año de una crisis que se tramita en la Justicia, los trabajadores del Sanatorio de los Nuevos Ayres expondrán hoy la situación por la que atraviesan quienes sostienen el funcionamiento del centro asistencial que en mayo pasado empleaba a 108 personas, entre enfermeros, mucamas, personal administrativo y técnico, más todo el personal médico.

El sanatorio de Pellegrini al 1300 sigue funcionado aunque perdió casi todos sus pacientes después de que el Pami decidiera retirarle las 12 mil cápitas correspondientes a sus afiliados, en mayo del año pasado. Desde entonces, el sanatorio gerenciado por la Cooperativa Argentina de Medicina Integral (Cami), transita un proceso de crisis en los tribunales provinciales.

En ese marco, los trabajadores nucleados en la Asociación de Trabajadores de la Sanidad de Rosario y el sur provincial (Atsa Rosario) presentarán un informe sobre la situación del centro asistencial y expondrán las dificultades por las que atraviesan sus empleados.

Desde la Asociación de los Trabajadores de la Sanidad (Atsa), explicaron que hay oferentes que pretenden hacerse cargo de la administración del hospital, pero que la Justicia debe resolver la situación a favor de alguno de ellos.

Un final anunciado

Después de que el instituto de los jubilados decidiera retirar sus cápitas del sanatorio de los Nuevos Ayres, el por entonces administrador del centro de salud, Antonio Bernaba, apuntó que la situación ponía al establecimiento "al borde del cierre", ya que los afiliados al instituto de los jubilados representaban el 80 por ciento de la facturación.

La decisión no estuvo exenta de polémica. La jefa del Pami local, Milva Sánchez, señaló que el retiro de las cápitas se resolvió después de haber detectado "graves irregularidades, fundamentadas en sumarios y auditorías y en una causa abierta en la Justicia penal de Rosario". Según la funcionaria "en las auditorías se detectaron varias y graves irregularidades en la atención médica a los pacientes". Lo más emblemático fue que "se produjo un fallecimiento de un paciente tras varios días sin la debida atención que derivó en una denuncia penal por presunto abandono de persona". Desde el sanatorio, en cambio, denunciaron "una maniobra para favorecer al Hospital Italiano", y responsabilizaron a la obra social de los jubilados por el fallecimiento de un paciente.

Comentarios