La ciudad
Sábado 23 de Septiembre de 2017

Taxistas advierten que hay un atraso tarifario superior al 70 por ciento

Dicen que es por el alza de costos y los ajustes parciales de años atrás. Rechazan que suba la bajada de bandera porque afectaría los viajes

Propietarios de licencias de taxis advirtieron ayer que la tarifa del sector está atrasada "entre un 70 y 80 por ciento" por el alza de costos y la actualización parcial de la bajada de bandera que hubo en los últimos años. Sin embargo aclararon que por ahora no pedirán al Concejo que incremento en esa proporción los valores que abonan los pasajeros ya que "no se subiría nadie a un taxi", planteó José Iantosca, tesorero de la Cámara de Titulares de Taxis de Rosario (Catiltar).

El referente alertó que la actividad atraviesa una marcada retracción.

Tanto que, según Iantosca, las 500 chapas que se vencen este año y son motivo de intensas negociaciones en el Palacio Vasallo para definir el régimen de renovación "no son necesarias" por la baja demanda.

En ese sentido graficó: "Cuando se pusieron estas chapas en circulación hace diez años el país crecía a tasas chinas y la ciudad tenía tarifas muy bajas avaladas por los estudios de costos de la UNR, y metíamos 45 viajes por turno".

"Ahora —siguió— bajamos a 18, 20 viajes por turno. Pero los compañeros que entraron en el año 2007 ya están dentro del sistema y no los podemos dejar sin trabajo".

Iantosca remarcó que la cámara que integra considera que "a la ciudad no le hace falta ningún medio de movilidad adicional para que pueda subsistir el resto. Los que ya están trabajando son compañeros que viven de este trabajo y es necesario darle tranquilidad para que sigan trabajando".

En ese marco, el tesorero de Catiltar avisó a los concejales que las condiciones para renovar las licencias que vencen en estos meses "no pueden ser muy altas porque hay muchos costos y mucho endeudamiento en el sector",.

"Si el lunes no llegamos a un acuerdo en el Concejo no se qué pasará con las 500 licencias que vencen en noviembre", señaló por La Ocho.

Para los dueños de licencia, debe haber acuerdo la semana próxima ya que luego arranca la campaña electoral rumbo a las legislativas de octubre y el Concejo entra en una virtual parálisis legislativa.

"El lunes tenemos que llegar a entendernos", agregó, para después mencionar que un dato clave que debe consensuarse es la personalización de las multas de tránsito, ya aprobada por el cuerpo, para diferenciar las contravenciones que comete el dueño de la chapa y el peón.

Desfasaje

Consultado sobre los niveles de rentabilidad de la actividad, Iantosca fue categórico: "Hoy está muy complicado el trabajo, estamos con un atraso tarifario muy elevado, de entre el 70 y el 80 por ciento, tranquilamente".

Al respecto, recordó: "En 2016 había más de 60 por ciento de atraso en los valores y se aumentó la tarifa sólo un 30 por ciento, en 2017 el atraso dio 65 por ciento y nos dieron un 30 por ciento en marzo. Ahí tenés un 70 por ciento de atraso, más lo que pasó desde marzo hasta ahora".

Iantosca destacó que las distintas cámaras del sector no promueven una actualización de la tarifa "porque se sabe que si sube el valor no se sube nadie a los taxis". Y sumó: "Tenemos esa contradicción, los costos suben pero no podemos trasladarlos a los pasajeros".

Según el dirigente de Catiltar, el valor actual de un viaje promedio "es de 65 pesos y debería costar cerca de 100 pesos. El problema es que la gente no lo puede pagar".

Además de la negativa de los tacheros de subir la tarifa, los propios concejales difícilmente convaliden una suba a menos de un mes de los comicios.

Comentarios