La ciudad
Lunes 03 de Julio de 2017

También hay proyectos para preservar la memoria de los barrios

Los proyectos de preservación también apuntan a los distritos. Así lo planteó la directora del programa de Preservación y Rehabilitación del Patrimonio, Mariel Santos, y recalcó que el Fondo de Preservación Urbanística de Rosario —conformado por un 3 por ciento de la TGI y compensaciones por emprendimientos privados— "también llega a los barrios". Una de las obras en marcha es la restauración de la Iglesia San Francisquito, al miento tiempo que se evalúa la intervención en la Parroquia Sagrado Corazón de Jesús, en un proyecto que incluye también la plaza Alberdi y la bajada Puccio.

Levantada en Cafferata al 2600, la iglesia San Francisquito es el templo más antiguo de Rosario, donde desde hace ya varios años se acercan los fieles que veneran a la Virgen Desatanudos. Si bien su nombre oficial es San Francisco de las Llagas, es popularmente conocida como San Francisquito, y fue construida en 1878.

"Además del valor arquitectónico, está el valor histórico que tiene el edificio por ser un enclave fundacional del barrio en la zona oeste", explicó Santos.

La funcionaria destacó también el "valor social que tienen las actividades que allí se llevan adelante y que convocan a una parte importante de la comunidad del barrio". Una de las claves por la cual, en proyectos de estas características, el municipio a través del fondo aporta el cien por ciento del presupuesto para las obras.

En el mismo tenor, se está evaluando la puesta en valor del conjunto urbanístico integrado por la parroquia Sagrado Corazón, la plaza Alberdi y la bajada Puccio.

"En estos dos casos, la idea es poner en valor el edificio, pero también el entorno como es la plaza, el mobiliario urbano, rampas para discapacitados en las esquinas y mejoras en el espacio público", indicó la responsable de Preservación.

Con esa idea ya comenzaron las obras en zona oeste, y ahora esperan llegar al distrito norte de la ciudad. En el caso de la plaza Alberdi y su entorno, Santos hizo hincapié en que es "un espacio con un fuerte sentido de pertenencia para el barrio" y también fue declarada Area de Protección Histórica, aunque aclaró que el financiamiento que se requiere "es importante" porque los alrededores de la bajada Puccio, "son un sector muy vandalizado que necesita de una fuerte intervención".

Comentarios