La ciudad
Viernes 01 de Septiembre de 2017

Tacheros escracharon al jefe de Uber y se declararon en alerta contra esa aplicación

Peones y titulares de licencias se movilizaron contra el desembarco de la app en Rosario, a la que calificaron de ilegal y competencia desleal

El Sindicato de Peones de Taxis y un grupo de propietarios de licencias se movilizaron ayer frente a la Fundación Libertad para escrachar al gerente de Uber, la aplicación para autos de alquiler que pretende desembarcar en Rosario y las principales ciudades del país. "Fuera Uber", "Uber es ilegal", fueron los mensajes que exhibían los carteles a metros del parque España. "Esta gente está intentando empezar a funcionar en la ciudad y la clave es estar en alerta para impedirlo y que el municipio, que tiene el monopolio de este servicio público se lo impida", resaltó Mario Cesca de la Asociación de Titulares de Taxis Independiente (Atti).

La movida de peones y titulares fue ayer por la tarde en la puerta de la Fundación Libertad, en Salta y Mitre. Allí deliberaba el primer foro de comercio y servicios con la presencia de autoridades nacionales y empresarios, que proyectaron escenarios posibles para distintos sectores de cara al último cuatrimestre del año.

Entre los disertantes estaba Mariano Otero, gerente de Uber Argentina. Fue fue el blanco de las críticas, los pasacalles que se colgaron, los gritos, insultos y hasta la pirotecnia arrojada.

Cuando La Capital le preguntó a Cesca si la presencia del gerente de Uber en Rosario para disertar en un seminario privado implicaba un verdadero interés de la firma en desembarcar en la ciudad, el referente de Atti respondió: "Es probable, por eso decidimos declararnos en estado de alerta y movilización".

Uber fue creada en 2009 en Estados Unidos, y se expandió rápidamente a unas 400 ciudades en todo el mundo, y en varias de ellas generó mucha polémica.

El sistema se basa en el carpooling (un esquema para compartir autos) que conecta a personas que precisan viajar con conductores particulares que se asocian a Uber y cobran por el servicio.

Utiliza usa la ubicación GPS del teléfono y la de los conductores disponibles, y a través de la conectividad con internet asigna automáticamente al auto más cercano.

Al no estar reguladas por el Estado, las tarifas de Uber son más bajas que las de los taxis y remises tradicionales, de allí su principal atractivo para los usuarios.

Esta app no utiliza choferes profesionales y tampoco posee seguro para los pasajeros como sí los autos de alquiler que están habilitados por el municipio.

Cesca advirtió que "al no ser un delito penal sino una falta administrativa que Uber eventualmente funcione en distintas ciudades del país, la sanción no es tan fuerte y eso puede generar que algunos particulares quieran probar suerte con este sistema ilegal".

El referente de Atti resaltó que "además de ser una competencia ilegal y desleal para los taxistas que pagamos tasas, impuestos y aportes, los eventuales choferes de Uber deben saber que van a estar precarizados, sin derechos frente a esta multinacional".

Más aún, el representante de una de las cámaras de titulares de chapas remarcó que "Uber evade impuestos porque al tener sede en Europa, aquí no paga ningún impuesto".

En ese sentido, Cesca comentó que junto a la conducción nacional del gremio de peones que lidera Omar Viviani acordaron articular acciones en conjunto para evitar que Uber empiece a trasladar pasajeros en el país.

El referente de Atti apuntó además que "esta competencia que no paga impuestos puede afectar y mucho a los taxis que pagan seguro, aportes a los choferes, tasas municipales en un momento de mucha caída de la actividad".

Al respecto graficó: "Se nota mucho la disminución de los viajes. Evidentemente la plata no alcanza en muchas familias que deciden ajustar en servicios como el taxi, que no son de primera necesidad".

Tanto que, según Cesca, "aunque hay atraso tarifario nadie en el sector va a pedir suba de tarifa porque sería muy perjudicial".

Comentarios