La ciudad
Domingo 01 de Octubre de 2017

Sukerman cuestionó la falta de maestras integradoras y pensiones por viudez

El candidato a concejal planteó la defensa, orientación y asesoramiento de las personas con discapacidad.

El candidato a concejal por el Frente Justicialista, Roberto Sukerman, cuestionó la "imposibilidad de contar con maestras integradoras o la quita de pensiones por viudez". Fue en el marco de un taller sobre sexualidad, diversidad funcional y discapacidad que estuvo a cargo de Silvina Peirano.

   "La defensa, orientación, asesoramiento y vínculos sociales de las personas con discapacidad y de todos aquellos que vean violentados sus derechos, es un tema central para nosotros", aseguró Sukerman.

El candidato consideró que ese es "un eje en el que hemos insistido cuando Cambiemos intentó suspender la pensiones a personas con discapacidad".

   En tanto, Peirano, quien además es especialista en sexualidad y diversidad funcional/discapacidad, señaló que "las sexualidades tienen devenires que para nadie están asegurados, pero que no pueden ni deben prevenirse en algunos pocos con diversidad funcional". Por eso, consideró, "todos tenemos derecho y goce a vivir nuestros propios riesgos, y es imposible garantizar el futuro; obturando el presente".

   "El reto principal es darles protagonismo a las personas con discapacidad. Es cierto que tienen limitaciones que hacen necesarias ciertas adaptaciones pero, sobre todo, tienen muchas posibilidades como personas diferentes que son", aseguró la creadora de "Mitología de la sexualidad especial" y "Sex asistent".

   Peirano indicó que "como sociedad buscamos permanentemente lograr que todas las personas respondan a determinadas conductas sociales, a las que muchas de ellas no van a responder, y yo creo definitivamente que no hace falta que todos respondamos sexual, erótica y afectivamente de la misma manera. Por eso es tan importante hablar de la diversidad".

   En ese sentido, Peirano indicó que "uno de los grandes mitos es hablar de las personas con discapacidad como un colectivo compacto y despersonalizado. Cada situación es única y necesita su distinto grado de intervención. Lo más humillante es pensar que ellos no pueden decidir". Frente a esto, "cada vez que tomamos decisiones por ellos estamos propiciando su dependencia. Las personas discapacitadas están acostumbradas a que se manipule e invada sus cuerpos para la rehabilitación, pero no para el placer".


Comentarios