La ciudad
Jueves 13 de Abril de 2017

Subieron 70 por ciento los reclamos contra los consorcios

A lo largo del año pasado las quejas contra los administradores de consorcios presentadas en la Oficina Municipal de Defensa del Consumidor crecieron casi un 70 por ciento respecto a 2015.

A lo largo del año pasado las quejas contra los administradores de consorcios presentadas en la Oficina Municipal de Defensa del Consumidor crecieron casi un 70 por ciento respecto a 2015.

"Este rubro tuvo un crecimiento exponencial en materia de denuncias en comparación con el año anterior. Se registraron 291 expedientes en 2016 contra 174 del 2015", precisó Ariel D'Orazio, coordinador del Consejo Asesor de la Vivienda Unica, dependiente de la Oficina del Consumidor.

Según explicó el funcionario, las consultas estuvieron motivadas por la obligatoriedad de inscripción en el Registro de Administradores de Consorcios, denuncia de malas gestión o mal trato por parte del administrador, dudas sobre conceptos en liquidación de expensas, falta de convocatoria a asambleas o ausencia de rendición de cuentas.

Para D'Orazio, "la gente ha tomado mucho mayor conciencia sobre los derechos que tiene para exigirle al administrador del consorcio en especial tras dos sucesos trágicos en la ciudad como fueron los de Salta 2141 y de Laprida al 1100 donde hubo fallas que después se pagaron caro".

Otro elemento clave que a criterio de D'Orazio incidió en el aumento de las quejas contra los administradores de consorcios fue el incremento que han tenido en los últimos años las expensas.

"El peso de las expensas dentro de la economía familiar ha crecido notablemente en los últimos tiempos. Ahora la gente se toma más tiempo para analizar los gastos que le pasan y reclama una correcta liquidación, que esté respaldada por facturas y no por meras descripciones que no tienen asidero", interpretó el funcionario municipal.

D'Orazio recalcó que "la totalidad de los expedientes que tuvieron resolución negativa fueron formulados contra administraciones que no se encuentran inscriptas en el Registro de Administradores de Consorcio".

Por el contrario, cada vez que se formuló una denuncia contra un administrador inscripto, las partes pudieron reunirse y la resolución fue siempre positiva.

A criterio de D'Orazio, "esto evidencia la necesidad de reforzar y jerarquizar el funcionamiento del Registro, a pesar de las presentaciones judiciales que buscan limitarlo, ya que se trata de una herramienta fundamental a la hora de resolver conflictos entre consorcistas y administraciones", que son cada vez más frecuentes.

Comentarios