La ciudad
Lunes 23 de Enero de 2017

Sol y calor: un fin de semana récord en las playas y piletas

Después de tanta lluvia el verano volvió a la ciudad con altas temperaturas. Pronostican que hoy seguirán, pero mañana pasará un frente frío

Rige un alerta naranja por temperaturas elevadas para Rosario, que no escapa a la ola de calor instalada en buena parte del país. Ayer la máxima rozó los 33 grados, pero la sensación térmica superó con creces esa marca y alcanzó los 36. Para hoy y al menos parte de mañana se espera que el sofocón continúe, pero luego vendrá un respiro que el miércoles podría llevar el termómetro sólo hasta 28 grados y hacer caer la mínima hasta unos gozosos 16. Luego, enero promete despedirse con más calor. Para buscar alivio, durante todo el fin de semana las piletas y balnearios de la ciudad se colmaron: sólo por La Florida pasaron 20 mil personas, unas 4.200 optaron por las piletas Alem y desde La Fluvial cruzaron en lancha pública a las playas del Banquito otras 3.700. El titular de la Empresa Municipal Costanera Rosario, Lucas de La Torre, aseguró que se trató del "récord" en lo que va de la temporada.

El sábado el Servicio Meteorológico Nacional emitió un alerta amarillo por altas temperaturas para Rosario, la Ciudad de Buenos Aires y su área metropolitana, con la advertencia de que "las olas de calor pueden ser peligrosas, especialmente para los bebés y niños pequeños, personas mayores de 65 años o aquellas con enfermedades crónicas", por lo que llamó a tomar "medidas preventivas".

Pero ayer por la tarde esa categoría mutó para Rosario en una alerta naranja, con riesgos d "moderados a altos" para la salud.

De allí que la cartera sanitaria nacional recomendó beber abundante agua a lo largo de todo el día, comer alimentos frescos como frutas y verduras, evitar bebidas alcohólicas muy dulces e infusiones calientes, vestir ropas sueltas y claras, y prestar especial atención a la ingesta de líquidos y el ánimo de los bebés y de los adultos mayores.

Si se está amamantando, el consejo de Salud es hacerlo con más frecuencia de lo habitual. Y si se practica cualquier actividad al aire libre, tomar mucho líquido antes, durante y después. Además, la cartera sanitaria exhortó a protegerse del sol con un sombrero o una sombrilla.

Temporada atípica

Es cierto que el verano en la región venía siendo atípico, con altas temperaturas alternadas con días de copiosas lluvias, muchas más de las que originalmente había previsto el Servicio Meteorológico en su pronóstico trimestral.

Pero en los últimos días, las precipitaciones se corrieron de escena dando lugar a una seguidilla de días soleados y calurosos.

De hecho, un informe especial del organismo advierte que "al menos hasta el final de la próxima semana (por la que comienza hoy) se prevén temperaturas elevadas", pero a partir de mañana "el pasaje de un frente frío", con posibles lluvias, hará bajar el termómetro durante un par de días. Luego aseguran que regresará, fortalecido, el calor.

La conjunción de sol y temperaturas altas logró que volviera el clima de vacaciones a la ciudad y por eso durante el fin de semana se vivió el récord de concurrencia a los balnearios.

Sólo a La Florida el sábado ingresaron 7.500 personas y ayer, con una sensación térmica de 36 grados, pleno sol y varias propuestas culturales en el balneario, se sumaron otras 12.500: durante todo el fin de semana, 20 mil.

"Fue, por lejos, el récord de esta temporada, y arriesgaría que incluso de los últimos años", aseguró de La Torre.

También hubo muchísima gente en las piletas Alem: 2 mil personas fueron a refrescarse al complejo el sábado y otras 2.200 lo hicieron ayer.

Y desde la Estación Fluvial, las lanchas también zarparon llenas rumbo a los balnearios de la isla conocida como El Banquito: 1.800 veraneantes fueron a pasar el sábado a la isla y 1.900 ayer. "Fueron de los mejores días del verano", contó un tripulante de la lancha. Es que, después de tanta lluvia, salió el sol.

mejor finde. Unas veinte mil personas eligieron el balneario La Florida para disfrutar, por fin, del verano.

Comentarios