SIN TITULO

Deben desembolsar 130 millones de pesos en 2017. El caso más emblemático, el de las infraestructuras pendientes en la zona de Puerto Norte

Pese a que el gobierno local declama exigir a desarrolladores privados el cumplimiento de los convenios público-privados, incluyó una vez más en el presupuesto 2017 casi las mismas obras que deberían haber materializado estos emprendimientos hace ya años. El caso más emblemático se da en Puerto Norte.

El Ejecutivo municipal volvió a proyectar para este año que un grupo de doce emprendimientos privados deberán desembolsar 133 millones de pesos en obras de infraestructura que acordaron en convenios urbanísticos, firmados como contraprestación a los beneficios otorgados por la ciudad para desarrollar sus proyectos inmobiliarios. La mayoría de las iniciativas comprometieron inversiones en espacios públicos, que originariamente debían estar para el disfrute de todos los ciudadanos en 2014.

De momento, prácticamente poco y nada de eso se materializó. Sí la firma de nuevas prórrogas de plazos y nuevos beneficios para los emprendedores. En momentos en que el Ejecutivo busca reactivar el plan de tomar deuda para financiar proyectos de infraestructura y refinanciación de pasivos en el Concejo a partir de esta semana, estos convenios público-privados —que tiene rubricados el municipio desde hace años— son una fuente de financiación de obras a tasa cero que ni siquiera requieren la firma de la Nación. El único costo es el esfuerzo de los funcionarios de hacerlos cumplir.

Según se desprende del informe enviado al Concejo, el 79 por ciento de esas inversiones —unos 106 millones de pesos— deben realizarse en torno a la costanera central, básicamente en la zona de Puerto Norte y la avenida de las Tres Vías, arteria que comenzó a construir el socialismo hace dos décadas, pero que en varios tramos aún sigue sin veredas ni árboles, principalmente desde Echeverría a Travesía.

Impacto comercial

Frente a esta situación, y después de numerosas reuniones infructuosas, en abril del año pasado los empresarios gastronómicos y comerciales de Puerto Norte expresaron su bronca y reclamaron al municipio que exija a los emprendedores inmobiliarios de ese sector de la ciudad las obras públicas pendientes, principalmente espacios verdes, veredas e iluminación. Aseguraron que esos atrasos conspiraban contra el desarrollo comercial. Algunos de ellos días atrás anunciaron su cierre.

La intendenta Mónica Fein reconoció en septiembre del año pasado que "algunas" de las obras que los emprendimientos privados deben devolverle a la ciudad por los beneficios otorgados prácticamente no se iniciaron. Incluso había manifestado —parada en ese predio— que el desarrollador privado encargado de llevar adelante las obras del parque de la Arenera, donde está actualmente el obrador del conducto Vera Mujica, tenía que realizar las tareas comprometidas para diciembre pasado.

La mandataria admitió entonces que "el proceso de Puerto Norte fue muy complejo por sus características y el privado todavía tiene que volcar muchos recursos".

Sin embargo, las únicas máquinas que se ven trabajando en la zona actualmente siguen siendo las de la constructora encargada de materializar el acueducto —a la altura de avenida Francia—, una inversión que lleva adelante el gobierno provincial, no los privados. Todo lo demás continúa vallado desde 2014, cuando se anunció el inicio de la recuperación de esa cotizada zona de la barranca y que estaría terminada para junio de 2015.

El Ejecutivo escribió sobre esas inversiones en el presupuesto que "la importancia de estas inversiones" es que tienen el "mismo impacto" que las de la esfera pública.

Las obras en Fisherton

Otras obras incluidas en el mensaje del Ejecutivo al Concejo, que como las de Puerto Norte vienen retrasadas, es la intervención hidráulica en avenida Miglierini, la ejecución de 3.677 metros cuadrados de espacio público por parte del Centro Comercial Fisherton y la también puesta a punto de la traza de avenida Sorrento por parte del Grupo Di Santo, como compensación por la construcción del megaoutlet Paso del Bosque, que se levanta sobre esa arteria y Circunvalación. Lo mismo ocurre con la ejecución de la obra para transformar calle Wilde, entre Mendoza y la autopista a Córdoba.

Inversión pública

El municipio proyectó una inversión pública real directa 1.835 millones de pesos para el 2017, que representan el 13,84% del presupuesto aprobado por el Concejo para el actual ejercicio. Está previsto para el Plan Abre un desembolso de 144 millones de pesos para los quince barrios que están dentro

de esta iniciativa.

Comentarios