La ciudad
Domingo 09 de Julio de 2017

Siempre se imponen las preferencias de los más chicos en el receso invernal

Los shoppings, cines y el Tríptico de la Infancia fueron los espacios de la ciudad que más convocaron en el inicio de las vacaciones

A pesar de las nubes y la baja temperatura, una gran cantidad de rosarinos se volcó ayer a los diferentes espacios de la ciudad en los que se desarrollaron actividades de entretenimiento que sirvieron para el disfrute y la recreación familiar. Con una gran inclinación por las preferencias de los más pequeños, hubo un marcado guiño de aceptación a las propuestas que se multiplicaron en número y atractivo en el comienzo del período de vacaciones de invierno en la región.

Asimismo, se pudieron ver algunos turistas que se acercaron a conocer las bondades rosarinas, y se los vio tomándose fotografías en grupos familiares en el Monumento a la Bandera y en los parques y los museos más emblemáticos de la ciudad.

Desde temprano se pudo comprobar en la jornada de ayer un movimiento mayor, distinto. Debido a las condiciones que impuso el clima, muchos decidieron comenzar sus paseos por los shoppings más grandes. Según el relato de los comerciantes, hubo muchas consultas y pocas compras en los distintos locales de estos importantes centros comerciales, pero quedó claro que el receso invernal forjó una nueva fisonomía, tras la finalización de las clases.

Un porcentaje considerable decidió alargar el programa en los patios de los shoppings con comidas rápidas, juegos electrónicos, y luego optaron por películas infantiles en los grandes complejos.

De esa manera, durante toda la jornada de ayer se vio gran cantidad de gente que se arrimó en familia a aprovechar las atracciones de estos centros de entretenimientos.

En la zona céntrica, también las salas del Monumental lograron una enorme concurrencia que se verificó con nutridas colas que se extendieron decenas de metros por la peatonal San Martín. Las películas Spiderman (de regreso a casa) y Mi Villano Favorito 3 fueron sin dudas las más solicitadas por los chicos.

También, los locales de video juegos concentraron masivamente el interés de los más adolescentes, que pasaron horas enteras consumiendo partidas en esos negocios.

En tanto, en los barrios, hubo una variada programación de actividades que incluyó shows, cine, música, circo, talleres, teatro, títeres y juegos en distintos puntos de la ciudad. Muchos de esos eventos estuvieron promovidos por la Secretaría de Cultura y Educación local.

Clásico y efectivo

Otra vez en Rosario, el Tríptico de la Infancia se volvió a erigir en uno de los ejes más populares de convocatoria en las vacaciones de invierno. La Granja de la Infancia, La Isla de los Inventos y El Jardín de los Niños exhibieron propuestas realmente muy efectivas a través de ingeniosos espectáculos para chicos y grandes que integraron las labores de músicos, actores, titiriteros, acróbatas y también bailarines.

Este año, como dato llamativo, se creó una pista de gateo para los pequeños de hasta 2 años, en el SUM de La Isla de los Inventos. En ese espacio pueden armar y desarmar una plaza de cartón, hacer dibujos en el piso y disfrutar del recorrido entre juguetes y almohadones.

Comentarios