La ciudad
Viernes 16 de Junio de 2017

Se viene una profunda reforma para el colapsado fuero laboral

Por año ingresan más de 20 mil juicios que se reparten en 10 juzgados. Habrá conciliación, más oralidad y digitalización de todo el procedimiento

El gobierno provincial prepara una profunda reforma de la Justicia laboral ante el colapso del fuero en las principales ciudades de Santa Fe. El mes próximo, el Ejecutivo pretende cerrar un acuerdo con todos los actores del sistema para enviar a la Legislatura un proyecto de modificación del Código Procesal Laboral santafesino. Entre las novedades se incluye la conciliación laboral, la creación de la figura del conciliador judicial, la oralidad del procedimiento, la digitalización de los planteos y la del proceso.

"Vamos hacia un rotundo cambio de paradigma", resumió el ministro de Justicia provincial, Ricardo Silberstein, quien remarcó que hace seis meses viene trabajando en el tema junto al Colegio de Magistrados, la Asociación de Abogados Laboralistas y el gremio de trabajadores judiciales.

Según el funcionario, "el problema del fuero laboral en la provincia no se soluciona sólo con la creación de nuevos juzgados. Al ritmo de la cantidad de nuevos juicios que se van generando año a año, si no hay una reforma integral del sistema nunca solucionaremos la mora en el servicio de justicia".

El funcionario aludió a la situación de colapso que vienen denunciando hace tiempo abogados laboralistas y jueces laborales. Ayer el presidente de la Cámara de Apelaciones en lo Laboral de Rosario, Eduardo Pastorino, reveló que el año pasado ingresaron 22 mil juicios en los diez juzgados del fuero en la ciudad.

"Cada uno recibió unos 2.200 nuevos expedientes, cuando lo recomendable es no más de 700 por año. En Rosario estamos triplicando esos valores de referencia", dijo el magistrado por La Ocho.

Silberstein se reunió el miércoles con Pastorino en Tribunales. Allí recorrieron los juzgados laborales de primera instancia para tomar contacto directo con los magistrados y evaluar y planificar en conjunto alternativas tendientes a solucionar defectos de infraestructura, falta de espacio, celeridad y eficiencia.

Luego, el ministro de Justicia se entrevistó con el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Daniel Erbetta, con quien analizó los plazos de mudanza del fuero penal al predio del viejo Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca), lo que permitirá liberar espacios de Tribunales para los juzgados laborales.

Para Silberstein, la clave pasa "por encarar en el fuero laboral una reforma integral que incluya un nuevo código, agilizar el proceso, sumar infraestructura y nuevos juzgados como se hizo hace unos años con el fuero penal en Santa Fe".

Sobre las novedades que se propondrán a los legisladores, el ministro de Justicia enumeró: "La idea es modificar el Código Procesal Laboral para que el proceso sea ágil, menos burocrático, digitalizado y con más oralidad".

En ese sentido se promoverá la conciliación laboral y la creación de la figura del "conciliador". Silberstein explicó que serán cargos concursados para lo cual será requisito indispensable ser abogado.

"Es una figura con mayor poder de decisión y alcance que el mediador, que en caso de generar un acuerdo total o parcial luego deberá remitirlo al juzgado para su homologación", agregó.

También se buscará sumar más instancias orales para reducir "la exagerada cantidad de escritos que se presentan en estos expedientes" y la digitalización de esas presentaciones.

El titular de la cartera de Justicia calculó que "de aprobarse e instrumentase en breve estas modificaciones en aproximadamente un año tendríamos que tener ordenado el fuero laboral en gran parte de la provincia".

Al respecto destacó que "en los últimos meses se registró un 20 por ciento de caída de las presentaciones. Con las reformas estimamos que habrá un 30 por ciento adicional de merma en la judicialización de los conflictos laborales, con lo cual estaríamos en la mitad del pico de años anteriores", se entusiasmó.

Silberstein destacó que "la provincia de Santa Fe tenía unos de los códigos procesales penales más anacrónicos del país y afortunadamente se pudo reformar. Esperamos ahora avanzar con la reforma laboral y luego con el procedimiento civil que también requiere transformaciones".

Comentarios