Crimen del taxista
Martes 02 de Mayo de 2017

Se normaliza el servicio de taxis tras el paro por el asesinato de un chofer

El ministro de Seguridad y funcionarios locales se reunieron con referentes del sector taxista para analizar la situación y los pasos a seguir.

Tras un nuevo asesinato de un taxista, y el posterior paro decretado por el sector, los coches de alquiler vuelven a circular por las calles rosarinas. La medida de fuerza fue anunciada el domingo por la noche hasta hoy las 6 de la mañana, en medio de la bronca e indignación por la muerte de Fernando Eduardo Groia, un chofer de 57 años y padre de una hija de 8 años muerto de un balazo el domingo a las 19 en Amenábar al 2600. Ayer por la tarde, el ministro de Seguridad santafesino, Maximiliano Pullaro, se mostró dolido "más aún por la muerte de un trabajador" y se comprometió a dar con el asesino. "Lo vamos a encontrar", enfatizó. En tanto, los pesquisas no pasaron por alto la suma de dinero que se habría hallado en el taxi: un suma superior a los 7 mil pesos.

El titular de la licencia 397 había salido a trabajar el domingo, como habitualmente desde las 18. Según datos oficiales, había concretado tres viajes. El taxi comenzó a circular por la zona de Francia hasta Circunvalación, hace un paso cercano al Casino.

De Oroño, dobló por Mister Ross hacia Pueyrredón y en bulevar Segui y Callao lo ocupa el último pasajero. Toma por Ovidio Lagos hasta Amenábar al 2600.

Se ignora si hubo resistencia por parte del taxista, y si efectivamente quienes lo abordaron fueron quienes quisieron robarle y luego dispararle. Lo que se pudo establecer es que le tiraron un disparo a la altura de la oreja derecha con ingreso en el cuello. Grois trabajaba para la empresa Taxi Satelital. En el lugar del asesinato no se encontró vaina, y según apreciaciones de las inspecciones forenses habría sido un revólver calibre 32.

Hasta anoche todo se encaminaba identificar y detener a los responsables y a trabajar la hipótesis de robo. En este contexto, los investigadores produjeron un hallazgo a las pericias practicadas al vehículo: un monto superior a 7 mil pesos, distribuidas entre la gabeta del coche y otras partes del habitáculo. El coche se encontró con el reloj prendido y la baliza activada.

A los pocos minutos de conocido el hecho del domingo por la tarde, varias unidades de alquiler se arremolinaron en torno a la escena del delito. La indignación y el dolor se entremezcló en un nuevo pedido de Justicia para al taxista asesinado y de mayor presencia policial a las autoridades gubernamentales.

Luego de un breve estado de asamblea, se decretó un paro del servicio que comenzó antes de la medianoche del Día del Trabajador y se anunció su vigencia hasta las 6 de hoy.

Representantes de dueños y choferes de taxis mantuvieron ayer por la tarde un encuentro con Pullaro; el jefe de la Unidad Regional II, Marcelo Villanúa; y el titular de la Policía de Investigaciones (PDI), Daniel Corbellini, entre otros funcionarios.

"Siento bronca, dolor", dijo el ministro para expresar sus condolencias a la familia del taxista asesinado. Tras prometer más eficiencia en el uso de los recursos policiales y recordar que están en vigencia 24 corredores seguros para el sector que funcionan de 20 a 6; Pullaro puntualizó que este crimen se produjo un feriado, por fuera de estos dispositivos y sin haber tocado la recaudación. "Vamos a atrapar al responsable", aseguró el funcionario al recordar que con los taxistas existe diálogo permanente.

A su turno, el titular de la Asociación de Titulares de Taxis Independientes (Atti), Mario Cesca, se mostró descolocado por lo sucedido. "Esto es irremediable, pero no nos queda otra que seguir dando pelea", dijo al señalar que si bien los hechos de inseguridad habían disminuido, resultan más violentos. "Hoy nos tocó a nosotros, hay hechos imposibles de predecir. No se llevaron el dinero, el afán es matar", remarcó.

Marcelo Díaz, por la Cámara de Titulares de Licencias de Taxis de Rosario (Catiltar), señaló que el paro se produjo por respeto a los familiares al destacar la labor conjunta con la policía. "Le podría haber ocurrido a cualquiera. Desaparecieron 2 celulares y el dinero estaba intacto", dijo.

En tal sentido, el responsable del Sindicato Peones de Taxis (SPT), Horacio Boix, aclaró que los más de 7 mil pesos hallados "no es la recaudación originada por un taxi".

Corbellini aclaró que se está en medio de una investigación con material peritable, y en principio "es indicativo en la mecánica del hecho la presencia de un tercero arriba del habitáculo en calidad de pasajero". Y admitió que no resulta habitual la suma de dinero hallada.

cónclave. Pullaro encabezó la reunión a la que asistieron funcionarios municipales, titulares y choferes de taxis.

Comentarios