La ciudad
Lunes 23 de Enero de 2017

Se incendió un depósito frente al Batallón 121

Las pérdidas dentro del inmueble de Lamadrid al 500, utilizado por una distribuidora para almacenar artículos de limpieza, fueron totales

Un depósito de artículos de limpieza y papel higiénico que funcionaba en la zona sur se incendió ayer al mediodía. En el lugar, ubicado frente al Batallón 121, trabajaron bomberos Voluntarios y Zapadores que después de unas horas consiguieron controlar las llamas. Las pérdidas fueron totales aunque no se registraron víctimas. Al cierre de esta edición no se había determinado el origen del siniestro.

Fuentes de la investigación detallaron que el fuego se desató ayer poco antes del mediodía en un inmueble ubicado en Lamadrid 525, entre Salva y Bermúdez, en la zona sur.

Allí funciona un depósito de la Distribuidora Bellotti SRL, una firma dedicada a la venta mayorista de artículos de limpieza, papel higiénico e higiene institucional.

Por causas que no habían sido establecidas, ayer poco antes del mediodía el local de la zona sur se prendió fuego. Los primeros en dar cuenta de lo que ocurrió fueron vecinos de la zona, que se pusieron en contacto con el teléfono de emergencias 911.

Las llamas alcanzaron la totalidad de la superficie del inmueble y la destrucción de la mercadería almacenada fue total.

Sin embargo, como el siniestro ocurrió en día domingo, no había personal trabajando en el lugar, por lo que no se registraron víctimas.

Siete dotaciones de los bomberos Zapadores de la Unidad Regional II y los bomberos voluntarios de Rosario y Villa Gobernador Gálvez trabajaron en el lugar del siniestro. Además, al lugar llegaron camiones cisterna del Centro de Operaciones y Emergencias de la Municipalidad (Coem).

Una de las mayores preocupaciones del personal que trabajaba en el lugar eran las llamas que amenazaban con alcanzar viviendas linderas, que debieron ser evacuados por precaución. Pero la situación se pudo controlar y las llamas fueron apagadas sin que los inmuebles contiguos a l la siniestrados fueran alcanzados por el fuego.

Las bocanadas de humo negro que salían del edificio se podían apreciar a cuadras de distancia y mantuvieron en vilo al barrio entero. Las llamas que brotaban desde el techo del depósito superaban los dos metros de alto.

Incluso la Municipalidad de Rosario a través de sus redes sociales envió comunicados para que la gente evitara circular por la zona del Batallón 121. En tránsito quedó interrumpido mientras se efectuaban los trabajos.

El fuego se desató poco antes del mediodía de ayer. Bomberos Zapadores y Voluntarios trabajaron en el lugar

Comentarios