La ciudad
Viernes 20 de Enero de 2017

Se fue otro funcionario de extracción radical de Recursos Hídricos

En solidaridad con Roberto Porta, desplazado por el gobernador Lifschitz, el coordinador Luis Lombó calificó de "desastrosa" a la gestión socialista en el área

Las inundaciones que pusieron en situación de crisis a la provincia tuvieron además rápidas y agitadas derivaciones en la arena política santafesina. Tras el desplazamiento del secretario de Recursos Hídricos, Roberto Porta, de extracción radical, solicitado por el gobernador Miguel Lifschitz; ayer presentó su renuncia el subsecretario de coordinación del área, Luis Lombó, también de origen radical, en solidaridad con el otro funcionario despedido y con fuertes críticas a la gestión socialista.

De esta manera, detrás del revuelto campo de acción política que provocaron las inclemencias climáticas en el arranque de este año, se desató una interna feroz en el frente oficialista que amenaza con exhibir otras salidas, no sólo en puestos relacionados a estas áreas.

Lombó denunció que "hubo una minimización de lo que podía llegar a ocurrir en la provincia" por parte del ministro de Infraestructura y Transporte, José León Garibay, apuntó que "es posible que haya otras renuncias", y advirtió que "si marzo o abril llegan con mucha lluvia, la situación será aún más complicada en Santa Fe". Además, calificó de "desastrosa" a la gestión socialista en materia hídrica, y recordó que "Santa Fe autorizó a Córdoba a aumentar las secciones de sus canales. Lamentablemente, no se escucharon nuestras alertas".

En este contexto de evidentes grietas internas, el intendente de la ciudad de Santa Fe, José Corral, una de las máximas figuras del radicalismo nacional, señaló que "la provincia perdió otro gran profesional. Los equipos técnicos no se arman en una tarde, y mucho menos en medio de una emergencia".

Corral apuntó que "las malas políticas kirchneristas llevaron al monocultivo de soja y profundizaron los efectos de los fenómenos meteorológicos", por eso propuso "un enfoque resiliente", con regulación de usos, rotación de cultivos, un plan director de drenaje, alertas tempranas, planes de contingencia, y obras".Pero, advirtió que "a esa buena experiencia en la ciudad, el gobierno socialista no pudo, o no quiso, aplicarla en estos años"

Por su parte, el diputado nacional.

Mario Barletta, otro referente del radicalismo, expresó fuertes críticas. "La salida de Porta es un chivo expiatorio de esta crisis hídrica. Es incomprensible la actitud del gobierno provincial, porque era el mejor funcionario que tuvo el Ministerio de Aguas desde que comenzó la gestión del Frente Progresista. Queda claro que Santa Fe está muy atrasada en materia de infraestructura productiva", remarcó el legislador.

grietas internas. Lombó advirtió que pueden surgir más renuncias.

Comentarios