La ciudad
Lunes 16 de Enero de 2017

Se duplicaron los controles a los micros que salen de la terminal

Hoy los inspectores de la CNRT suman 14, cuando en septiembre eran 8. Verifican 100 colectivos al día, un 12 % de los que pasan por la estación.

Si existe una temporada alta de vacaciones, esa es la del tándem enero y febrero. Consciente del fenómeno, que moviliza a millones de personas por las rutas del país, la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT) dispuso el Operativo Verano 2017, con el que afirma haber duplicado los controles a los colectivos de larga distancia sobre el asfalto. La delegación que el organismo tiene en Rosario, por su parte, dispone de 14 inspectores, lo que no representa un "batallón" para los cerca de 900 micros que circulan al día por la Terminal de Omnibus durante esos meses de verano, pero ciertamente es el doble de los que había en 2009 y seis más que en septiembre pasado. Ese personal realiza unas cien verificaciones diarias, 50 % más que hace tres meses, aseguró ayer el delegado local del organismo, Hernán Nacuzzi, con lo que se pasó del 8 al 12 % de las unidades revisadas que transitan por la terminal. Aun así, hay algunas "cositas que se pasan" (ver aparte).

El director de la Estación de Omnibus Mariano Moreno, Orlando De Biassi, detalló que aunque el promedio diario de colectivos que circulan durante todo el año por la terminal ronda los 750, en enero y febrero esa cifra se dispara. A lo largo del verano 2016, por ejemplo, en el primero de esos meses ingresaron 890 y en el segundo, 920.

Pese a la cantidad, De Biassi se mostró conforme con las verificaciones de los micros y de las condiciones de trabajo de sus choferes que por estos tiempos realiza la CNRT.

"La verdad es que hay controles permanentes y cuando la gente tiene un problema los inspectores lo resuelven", aseguró.

El delegado local del organismonacional puso cifras. "En Santa Fe tenemos un equipo de 14 inspectores, quienes en la terminal de ómnibus de Rosario llevan a cabo un promedio de cien controles diarios", explicó.

Vehículo y papeles

En esas inspecciones se toman en cuenta el estado "general del vehículo y la documentación", se realiza control de alcoholemia y se fiscaliza la situación de las personas con discapacidad y los menores de edad.

Siempre según Nacuzzi, "durante los últimos tres meses" los controles crecieron un 50%: pasaron "del 8 al 12 % del total de las unidades que transitan por la terminal".

De acuerdo a archivos propios de La Capital, el número de inspectores apostados en la Mariano Moreno en los últimos años rondó entre siete (2009) y ocho (2014, 2015 y mediados de 2016), por lo que efectivamente el personal de la delegación local se incrementó porcentualmente de modo importante.

De ellos, algunos monitorean la situación sobre la carretera, controles que Nacuzzi aseguró que "en los últimos años" directamente no se concretaban. "Hoy tenemos la posibilidad de realizar fiscalizaciones todos los días en diferentes puntos de Rosario: rutas y puertos".

Las infracciones más frecuentes encontradas a la hora de fiscalizar los colectivos que ingresan o parten de la terminal, detalló, pasan por deficiencias en los tacógrafos (velocímetros), desgaste de cubiertas, exceso de jornadas del chofer que quedan consignadas en sus respectivas libretas de trabajo y descanso, así como diferentes factores técnicos que pueden afectar la seguridad de las unidades de pasajeros.

Esas faltas se sancionan con el labrado de actas que luego se traducen en multas. Llegado el caso, hasta con la retención del colectivo, como puede ocurrir cuando se detecta que alguno está circulando sin seguro o sin la verificación técnica, o cuando presenta deficiencias que impiden el normal funcionamiento del tacógrafo o del limitador de velocidad

De hecho, el propio director de la terminal recordó que "ya habido varios colectivos a los que los inspectores no dejaron salir a la ruta" y sostuvo que los controles son "permanentes", durante las 24 horas.

"Incluso se labran actas por problemas como pérdida de aceite o de gasoil", graficó.

El directivo también defendió la labor de los agentes de la CNRT al afirmar que "cuando la gente tiene un problema va a informes y de allí los derivan a los inspectores, que están las 24 horas" en la terminal y en general "ayudan a resolverlo".

Comentarios