La ciudad
Martes 29 de Agosto de 2017

Se demora la chance de acuerdo sobre la renovación de 500 chapas de taxis

Quedaron expuestas posiciones encontradas en la reunión de ayer de la comisión de Servicios Públicos. Sin consenso, se extienden las negociaciones

La reunión de los concejales que integran la comisión de Servicios Públicos de ayer por la mañana sirvió para ratificar el amplio y dispar abanico de posturas que rodean esta determinación que se debe tomar sobre la renovación de 500 chapas de taxis, que ya obtuvieron una prórroga de 90 días a fines de mayo, y que en estos días deben acercarse a una reolución definitiva. En ese marco, todo indica que sería muy difícil poder llegar a tratar una propuesta formal esta semana.

Por ahora, los tiempos para arribar a una situación de consenso parecen lejanos para estas 500 chapas, que ya vienen de una licencia otorgada por diez años, y ahora tienen que afrontar la instancia de renovación.

Ayer, en el cruce entre concejales y distintas organizaciones representativas del movimiento taxista, quedó en claro que se mantienen las diferentes visiones sobre esta problemática. Algunos representantes del oficialismo plantean que se debe exigir lo pactado para la renovación, mientras que desde sectores opositores apuestan a miradas menos duras, a analizar medidas intermedias, y pensar en alternativas como extenciones de prórrogas para poder al menos paliar este difícil momento económico y social que atraviesa el país.

"Por ahora estamos un poco lejos del consenso", reconoció ayer el concejal Carlos Comi, presidente de la comisión, ante la consulta de este diario. "Estamos charlando entre los distintos bloques, y lo vamos a seguir haciendo para encontrar puntos de acuerdo", comentó el edil.

"Tiene que haber un consenso para destarabar esta situación. No será en un par de días, pero estamos trabajando en eso", destacó Comi.

"Hoy cambiamos ideas en la comisión, escuchamos los reclamos del sector, y también hubo reuniones informales. Pero nosotros, como concejales, estamos obligados a no mirar sólo la foto para tomar un decisión. Tenemos que mirar toda la película", surayó. "Por ahora estamos dentro de una prórroga, pero nos gustaría encontrar una respuesta, una solución de fondo", admitió Comi.

"No tenemos problemas de tiempo, no estamos contrarreloj. De todas maneras, todo es conversable, todas las variables,menos la perpetuidad, ese es un concepto que no se puede legitimar", resaltó.

Sobre la chance de aplicar una prórroga temporaria de 3 años, el edil apuntó que "ese es el planteo del agún concejal, y está en consideración, como todas las otras propuestas que se plantearon".

Requisitos eliminatorios

Por su parte, el concejal Eduardo Toniolli (Justicialista), comentó su visión más contemplativa. "El complejo escenario económico y social que vivimos, generaría una especie de tabla rasa, que afectaría directamene a unos 1200 rosarinos, entre peones y titulares de taxis", advirtió.

"Creo que los requisitos que hoy pretende imponer el oficialismo: un canon de 125.000 pesos y la puesta de autos cero kilómetro, serían eliminatorios para una gran cantidad de prestadores, que deberían devolver las licencias y dejar sin trabajo a los peones", explicó Toniolli.

Y agregó: "También hay que revisar el criterio de las 40 faltas leves, para estos trabajadores que están 24 horas en la calle. Es complicado de cumplir. Además, las faltas se les asignan a las licencias, cuando las pueden cometer los conductores. Así, se puede dar la paradoja de que alguien que siendo peón, recibió muchas faltas y siga trabajando, mientras que la licencia en la que prestaba servicio podría no conseguir su renovación. Hay que revisar eso".

"Creo que la discusión de fondo debe ser, si queremos darle continuidad al sistema, debemos generar las condiciones para la prestación del servicio. O si queremos hacer tabla rasa y arrancar de nuevo, dejando gente afuera, con todos los inconvenientes que genera eso", sostuvo el edil justicialista.

Comentarios