Contra la inseguridad
Domingo 31 de Julio de 2016

Rosario ya tiene 50 colectivos urbanos provistos con cámaras de videovigilancia

Cada una de las unidades cuenta con tres dispositivos de filmación. Hasta ahora los instalaron sólo en coches de Semtur

Un total de 50 unidades del transporte urbano de pasajeros ya circula con cámaras de videovigilancia. Se trata de tres dispositivos por coche, ubicados en diferentes sectores. La medida, que había sido prometida en principio para ponerse en práctica en abril pasado, se conoció después de una intensa polémica por la suspensión y cambios de recorridos de al menos dos líneas (ver aparte). Es que la Unión Tranviarios Automotor (UTA) pidió al municipio que los choferes, víctimas de la inseguridad, dejaran de trabajar en áreas calificadas como "calientes".

"Hubiéramos preferido informar sobre esta acción disuasoria antes, pero la instalación de cámaras se dio en medio de estos problemas", confió una fuente a LaCapital. Lo cierto en que los ómnibus con cámaras empezaron a circular hace pocos días por la ciudad y las autoridades esperan tener un efecto directo a la hora del combate contra los actos de delincuencia.

Los coches no fueron elegidos al azar. La idea es completar la instalación de las cámaras en todos los ómnibus que transitan en el horario nocturno (entre las 22 y las 5, aproximadamente) y por lugares conocidos por la presencia de gran cantidad de robos.

Así, la incorporación de tecnología vinculada a la seguridad surgió como una opción de los funcionarios ante esta ola de asaltos. La licitación, que se atrasó, se puso en marcha en septiembre del año pasado y tuvo como adjudicataria a Crayon Web.

Los lugares. Las cámaras están ubicadas sobre el asiento del chofer, encima de panel central del frente de la unidad (arriba del parabrisas) y mirando hacia la puerta trasera. Ya, al verlas, los pasajeros que utilizan el sistema en la ciudad empezaron a preguntarse qué efecto surtirán.

El sistema grabará permanentemente todo lo que ocurra a lo largo de los recorridos, pero las imágenes sólo aparecerán en las pantallas de las centrales de monitoreo si el conductor decide accionar un botón de pánico.

La transmisión de las imágenes captadas por las cámaras podrá realizarse en siete terminales: dos a cargo del Ente de la Movilidad (EMR), otras dos en la central provincial de monitoreo (en Gobernación) y tres terminales para cada una de las concesionarias del servicio público (Semtur, La Mixta y Rosario Bus).

Desde el 911. En tanto, a los fines de prevenir un delito, será la terminal del sistema 911 la que podrá enviar a la policía; desde el resto, los operadores deberán comunicarse con la central para solicitar auxilio. De todos modos, la tecnología servirá para dar una respuesta más rápida ante un hecho de inseguridad o un accidente.

Las tres cámaras se colocaron hasta ahora sólo en unidades de la empresa municipal Semtur. Sin embargo, no fueron aún conectadas a las terminales ya que los dispositivos están en la llamada "etapa de prueba", confiaron portavoces a este diario. "La idea es controlar si están bien sujetadas, si toman imágenes correctamente y si resisten a los movimientos de los micros", detallaron. La conexión con las terminales está prevista para una segunda etapa.

Las imágenes se irán descargando en un punto wi-fi cuando el coche ingrese a la punta de línea. Entonces, se bajará todo el recorrido en un servidor, que estará conectado a un data center de la provincia.

Aparte de los primeros 50 coches que ya llevan las cámaras, se supo que otras tantas se están instalando en una cantidad idéntica de unidades hasta llegar a alrededor de 150 colectivos en tres etapas, en función de una flota total de 700 ómnibus en Rosario correspondientes a la empresas La Mixta y Rosario Bus, además de Semtur.


Comentarios