La ciudad
Domingo 19 de Marzo de 2017

Rosario tuvo fiesta electrónica en el complejo Metropolitano y no hubo incidentes

El secretario de Control municipal indicó que 3.200 personas entraron a Metropolitano y sólo se asistió a una joven que tenía el pulso acelerado.

Durante la noche del viernes el complejo Metropolitano fue el escenario de la fiesta electrónica de mayor convocatoria del año, con la presencia del DJ inglés John Digweed, donde se esperaba una masiva concurrencia. Efectivamente más de 3.200 personas ingresaron y desalojaron el lugar "controladamente", aseguró el secretario de Control y Convivencia, Gustavo Zignago.

El operativo de seguridad fue llevado adelante por fuerzas de los tres niveles del Estado y el funcionario municipal aseguró que "a medida que transcurren los eventos se coordina mejor el trabajo y se obtienen mejores resultados".

   Ya en los días previos los organizadores advertían que la convocatoria alcanzara las 3.500 personas, un número que no estuvo lejos ya que se contabilizaron 3.240, según detalló Zignago.

   Con la fiesta terminada a las 5.30, el funcionario afirmó que "se llevó adelante una única asistencia a una joven, sobre las 2 del sábado, y ya sobre las 3 estaba estabilizada. Tenía el pulso acelerado"

   Además de la presencia de efectivos municipales, provinciales y fuerzas federales, se instalaron ambulancias, puestos de hidratación y se sumó un stand de atención médica dentro del mismo boliche.

   En ese punto, el funcionario recalcó que más allá de la coordinación de agentes de control, "la materia crítica en estos eventos es el consumo". En este sentido, el titular de las áreas de fiscalizaciones indicó que el objetivo fue "brindar espacios seguros para minimizar los riesgos".

   Ante la masividad, marcó que el ingreso y salida de la gente se realizó "de modo ordenado", sobre la calle que da al parque Scalabrini Ortiz, donde agentes municipales también habían organizado el servicio de taxis y remises disponibles para los asistentes.

Comentarios