Tiempos violentos
Martes 30 de Agosto de 2016

Roban en una escuela de Empalme Graneros por sexta vez en el año

Este fin de semana, delincuentes se llevaron una heladera, juguetes y material didáctico del colegio de Juan José Paso y Travesía

El Complejo Educativo San Juan Diego no tiene descanso. Este fin de semana, por sexta vez en lo que va del año, la institución de barrio Toba fue asaltada y sufrió destrozos. Delincuentes se llevaron juguetes, material didáctico, una heladera y rompieron vidrios, un piano y las cerraduras de varios salones. Este nuevo hecho de inseguridad elevó el tono de angustia que persigue a esta comunidad escolar.

Ayer, cuando arribaron a la escuela, las autoridades comprobaron que las puertas de todos los salones fueron violentadas y que faltaban cosas. Ante este panorama por demás de inquietante, los directivos resolvieron suspender las actividades del día y realizar una convocatoria de urgencia a los padres para analizar la dificultosa situación que están atravesando.

"La verdad es que les sacaron las cosas a los más chicos. Se llevaron juguetes, nos rompieron el piano, se llevaron la heladera que nos donaron hace dos semanas. Realmente estamos cansados, no damos más", exclamó Valeria Valvasoni, directora de la escuela inaugurada hace dos años.

Ante un nuevo robo, el sexto en lo que va de este año, las autoridades decidieron ayer suspender las clases. "Les están robando a los chicos y nadie se da cuenta que todo el esfuerzo que hacemos nosotros es para conseguirles cosas a los chicos", recordó Valvasoni.

Lo curioso de estos casos es que el Complejo Educativo San Juan Diego, de Juan José Paso al 1900, está ubicado a menos de 50 metros del destacamento policial del barrio, la subcomisaría 24ª.

"Antes de las vacaciones tuvimos reuniones con representantes del Ministerio de Seguridad de Santa Fe porque a las madres les robaban en el camino y a la entrada de la escuela. Por eso habíamos quedado en que iban a emplazar un móvil que iba a recorrer toda esta zona, desde la escuela bilingüe de Travesía y Juan B. Justo hasta nuestra escuela", comentó la directora.

Más allá de los enormes esfuerzos que hacen los directivos, los docentes y el personal, queda claro que la escuela está muy expuesta y sufre ataques de este tipo muy a menudo, lo que lleva a todos sus integrantes a transitar cada día con un enorme grado de tensión.

Poco más de dos años. En febrero de 2014 el gobierno provincial puso en funcionamiento un nuevo edificio para la escuela San Juan Diego. El establecimiento comenzó a funcionar con 500 alumnos que abarcaban los tres niveles de la educación obligatoria. La obra fue realizada por la Municipalidad, con financiamiento nacional.

El nuevo edificio fue construido a través del Servicio Público de la Vivienda y el Hábitat, con aportes del gobierno nacional en el marco del Proyecto Travesía, y requirió de una inversión total de casi siete millones de pesos.

Por su parte, el gobierno provincial realizó inicialmente una inversión de 210 mil pesos para el equipamiento del complejo: la adquisición de bancos para los alumnos de primaria y secundaria, escritorios y sillas para los maestros, mesas y sillas para el jardín de infantes, armarios y pizarrones.

La distribución. La escuela cuenta con una superficie de 3.150 metros cuadrados, y posee aulas para los niveles inicial, primario y secundario, áreas de gobierno y salón de usos múltiples. Las tres áreas cuentan con ingresos diferenciados, lo que posibilita el funcionamiento independiente entre ellas.

El funcionamiento del complejo está organizado alrededor del patio central e incluye una galería de circulación por la que se accede a las 7 aulas de la primaria y la secundaria, a la sala de informática, la biblioteca, el laboratorio, los talleres, las áreas de gobierno y los sanitarios.

Mientras que el sector del jardín de infantes cuenta con 6 salitas para 4 y 5 años, oficinas administrativas, sanitarios, y un patio descubierto central.

Comentarios