La ciudad
Sábado 05 de Agosto de 2017

Refutan denuncias contra la Cocina Centralizada de Granadero Baigorria

La investigación y posterior denuncia del ministerio llegó luego de que una de las escuelas que reciben las raciones señalara un faltante de las mismas.

El Ministerio de Educación de la provincia salió ayer al cruce de la denuncia que apuntaba a los directivos de la Cocina Centralizada de Granadero Baigorria que, "por usos y costumbres, se llevaban viandas a sus casas y entregaban otras a la policía". Al planteo hecho por Gustavo Feldman, abogado defensor de los seis trabajadores acusados de robar raciones destinadas a los comedores escolares de Rosario, la responsable de Educación en esta ciudad, Daiana Gallo Ambrosis, aseguró que "no es uso y costumbre, sino que está reglamentado y normado que el personal de la Cocina, así como la comisión administradora, tengan su ración de comida para llevarse o consumir allí sin que eso afecte el servicio a los chicos".

   En tal sentido, la funcionaria consideró que el letrado sólo busca "desviar el eje de la investigación" que está en marcha, y que apunta a investigar las responsabilidades en torno a las raciones de comida que fueron robadas y no llegaron a los platos de los alumnos".

   La investigación y posterior denuncia del ministerio llegó luego de que una de las escuelas que reciben las raciones señalara un faltante de las mismas. "Fue a partir de allí que se comenzaron a ver las grabaciones donde se detectan las irregularidades en el circuito de la comida, que comienza con la elaboración, la cocción y el envío de las raciones exactas en containers a los comedores", explicó la funcionaria al detallar la producción de las 14 mil raciones que se elaboran por día —12 mil calientes y dos mil frías, además de las destinadas a alumnos con dietas especiales—.

   Para Gallo Ambrosis, eso nada tiene que ver con la denuncia del abogado defensor de los seis trabajadores acusados justamente de intervenir en ese proceso de producción y robar parte de las raciones. Feldman no sólo apuntó a los directivos de la cocina, desde la comisión administradora hasta dos ecónomas, que se llevaban "por uso y costumbre viandas a su casa", sino que además indicó que decenas de éstas iban destinadas a agentes de la policía y bomberos.

Autorizadas

"Las raciones para el personal están autorizadas y liquidadas desde el Ministerio de Educación en Santa Fe", afirmó sin dudar y señaló que "es comida diferente, que está en otros containers y que no es por uso y costumbre, sino que está debidamente reglamentado y normado".

   Para explicarlo, la funcionaria indicó que "el personal inicia el proceso de producción de la comida de madrugada muy temprano en un primer turno, en el que la comida termina de ser elaborada para las 9 o 10 de la mañana, y entonces es distribuida a los comedores", y agregó: "A esa hora, el personal tiene disponibles sus viandas en otros containers diferentes, ya sea para consumirlas en el lugar o llevarlas a su domicilio".

   Además, consideró que no hay elementos que den cuenta de las raciones a las que se refiere el letrado y que van a parar a agentes de Bomberos y de la Policía. "Que lo demuestre en la Justicia", indicó Gallo Ambrosis.

   Para la funcionaria, se trata claramente de un "intento de correr el eje de la investigación", y recalcó que "hay que diferenciar las situaciones, una autorizada y otra no, y esperar que la Justicia se expida sobre las presunciones y las pruebas que el Ministerio de Educación presentó".


Comentarios