La ciudad
Domingo 09 de Abril de 2017

Proponen una opción para carreros tras el fin de la tracción a sangre

La presentó el bloque del PRO. Apunta a crear centros verdes de reciclado por etapas, hasta lograr la existencia de uno por distrito.

La concejala de Cambiemos, Agustina Bouza, presentó una alternativa para solucionar la problemática de los carreros mediante la creación de centros verdes de reciclado. La propuesta apunta a dar respuesta a los inconvenientes que genera la tracción a sangre, prohibida en la ciudad desde fin de marzo y la disposición final de los materiales reciclables.

El proyecto de ordenanza presentado por la edila del PRO tiene como principal objetivo "formalizar y tecnificar" el trabajo desarrollado por los carreros. La iniciativa propone además "fomentar políticas de reciclado para grandes generadores, quienes no cuentan hoy con políticas activas de recuperación de materiales".

En tal sentido, se estipula la creación de "centros verdes de recuperación de material reciclable, cuya construcción se realizaría por etapas hasta que se logre alcanzar la existencia de uno por distrito".

"Los Centros Verdes serán lugares en los que los recuperadores urbanos podrán trabajar y seleccionar los materiales reciclables bajo techo, seguros y con mayor higiene. Allí también habrá espacios especialmente adecuados para que puedan estar sus hijos mientras ellos trabajan" detalló Bouza.

El texto contempla también la creación del Registro Unico Obligatorio y Permanente de Recuperadores de Materiales Reciclables (Remar), al cual se incorporarían los carreros que actualmente se encuentran inscriptos en un registro municipal.

Este proyecto tiene "importantes derivaciones en lo social y en lo ambiental" afirmó la autora. "En primer lugar, porque incorpora a los carreros que quedaron fuera del alcance del plan Andando, formalizando su actividad y, a su vez, fomenta el reciclado de materiales desechados por los grandes generadores como son gastronómicos y supermercados", indicó.

La puesta en vigencia de una ordenanza de estas características "contribuiría a lo que debería ser una estrategia más global, tendiente a disminuir el entierro de materiales recuperables con alto valor comercial, que actualmente son depositados en el relleno sanitario de Ricardone", destacó.

Esto implicaría "un ahorro considerable para la ciudad tanto en lo ambiental como en lo económico, puesto que los costos que se pagan por cada tonelada de basura llevada al relleno sanitario son elevadísimos y un problema permanente a resolver por parte del municipio".

Según mencionó Bouza, "también estamos apuntando a fomentar el asociativismo en figuras de cooperativas, con proyección a que se conviertan en pymes a medida que los emprendimientos se vayan reconvirtiendo o creciendo en valor agregado".

La iniciativa propone "proveer a los inscriptos de una credencial que utilizarán como identificación durante el desarrollo de su actividad y que, además, les permitirá obtener ropa de trabajo, guantes y el material reflectante para sus vehículos".

Por otra parte, la legisladora indicó que "a través del banco local, el municipio deberá facilitar líneas de crédito blando con tiempo de gracia para que puedan acceder los recuperadores organizados en cooperativas".

A su vez, prosiguió, "impulsamos la firma de convenios de cooperación entre los recuperadores informales y la Red de Huerteros, a fin de que estos últimos reciban los restos orgánicos para generación de abono natural o bien del mismo abono si ya lo hubieran procesado".

"Esto representará no sólo una salida laboral sino también la generación de productos agroecológicos con alto valor nutricional con baja o nula presencia de sustancias químicas" explicó la edila.

Finalmente, Bouza reflexionó: "De este modo estaríamos dando respuesta a la problemática de los carreros y lograríamos un avance sustancial para alcanzar los objetivos de la ordenanza de Basura Cero, cuyas metas el Ejecutivo está lejos de cumplir a casi nueve años de su sanción".

Comentarios