La ciudad
Domingo 17 de Septiembre de 2017

Proponen hogares participativos comunitarios

El modelo se diferencia netamente del geriátrico, ya que el hogar se sustenta en la convivencia cooperativa, solidaria y horizontal de sus miembros, con el norte puesto en recuperar proyectos y lazos que, "por distintas causas, les fueron arrebatados".

La comisión de Salud del Concejo comenzará a analizar mañana un proyecto presentado por una ONG para crear un tipo de espacio que hasta ahora no tiene figura legal en Rosario: los Hogares Participativos Comunitarios. La propuesta apunta a autorizar la existencia de alojamientos para adultos mayores de 60 y discapacitados autoválidos a partir de 40, ya sea porque se encuentran en situación de calle o al borde de ella, porque enfrentan dificultades para solventar su manutención o un alquiler, o porque se han roto sus vínculos familiares. El modelo se diferencia netamente del geriátrico, ya que el hogar se sustenta en la convivencia cooperativa, solidaria y horizontal de sus miembros, con el norte puesto en recuperar proyectos y lazos que, "por distintas causas, les fueron arrebatados".

La propuesta surgió de la Fundación Todo por Amor, entidad que lleva 18 años apostando al "desarrollo integral de las personas mayores y discapacitados autoválidos" y que promueve la creación de "hogares comunitarios participativos para personas en situación de extrema vulnerabilidad social".

Sus pilares serían la libertad responsable, la solidaridad, la inclusión, el protagonismo y lazos de cooperación con el Estado para contribuir a un "envejecimiento activo y saludable".

En este caso, los hogares albergarían a quienes viven en la calle, no pueden pagar un alquiler o pensión, carecen de familia con quien compartir casa o, si la tienen, no están en condiciones de hacerlo, lo que deja a los adultos mayores en situación de "desprotección y soledad".

Las casas donde funcionarían (propias, alquiladas o en comodato) se sostendrían por el aporte voluntario de quienes puedan darlo: desde lo que logren generar sus residentes a través de alguna actividad externa, hasta un porcentaje (no superior al 70 por ciento) de la jubilación en caso de tenerla. Con apoyo de la Secretaría de Economía Social, los hogares también podrán encarar emprendimientos para fortalecerse, autofinanciar gastos o recibir subsidios.

Todos los hogares deberán contar con habilitación municipal, seguro de responsabilidad civil y cobertura médica de emergencia, entre otras cosas.

"Hay una demanda que no está atendida", afirmó la secretaria de Todo por Amor, Diana Ayunta. Prueba de ello es que hoy la entidad aloja a unas 40 personas de ambos sexos en un hogar de zona sur.

Comentarios