Amenazas de bomba
Martes 12 de Septiembre de 2017

Prevén 20 allanamientos en la causa por las falsas amenazas de bomba

El Ministerio Público de la Acusación recibió nueva documentación, cruzamiento de llamadas y datos identificatorios de líneas telefónicas

La investigación que busca dar con los responsables de la saga de falsas amenazas de bomba en colegios rosarinos derivará en las próximas horas en más de 20 allanamientos. Así lo deslizaron ayer fuentes allegadas a la fiscalía a cargo de Gustavo Ponce Asahad, quien lidera las pesquisas.

El viernes pasado, el juez de primera instancia Carlos Leiva imputó el delito de intimidación pública a Silvina Guadalupe B. y Carla Lorena M., madres de adolescentes que cursan sus estudios en la Técnica Nº 431 (Entre Ríos al 100) y la ex Técnica Nº 5, de Corrientes al 600.

El magistrado también hizo lo propio con Eber Hugo A., un joven de 20 años que estudia en la Técnica Nº 468 Luis Laporte.

Para llegar a esa determinación, el juez se basó en el trabajo del fiscal, que realizó el entrecruzamiento de llamadas tras consultar la base de datos de la central de monitoreo policial y los registros aportados por las instituciones escolares.

Esa evidencia había llevado a Ponce Asahad a solicitar que las dos madres y el joven fueran imputadas bajo el delito de intimidación pública (prevé penas de 2 a 6 años de prisión) y plantear una excarcelación bajo caución de 10 mil pesos por cada acusado.

La petición, según se pudo establecer, fue en orden a un cálculo basado en un salario mínimo vital y móvil. Sin embargo, el juez Leiva ordenó la inmediata liberación sin fianza.

Ahora, y con estos antecedentes resta saber si la fiscalía avanzará esta semana con más aprehensiones de quienes usaron un teléfono para producir un llamado amenazante.

"Vamos a seguir con la investigación que hemos venido trazando a lo largo de este tiempo. Estamos casi en forma permanente recibiendo mucho material, como los rastreos de llamadas, aportes tecnológicos que se están analizando y poniendo de relieve", destacó Ponce Asahad a LaCapital y amplió: "En base a todo ello, veremos qué medidas arbitramos, pero seguimos con un número importante de teléfonos identificados y estamos esperando algunos otros resultados para actuar con precisión".

En este marco, la Policía de Investigaciones (PDI) está a la expectativa por estas horas. Fuentes cercanas a Tribunales dejaron entrever que a partir de hoy podrían ponerse en marcha una veintena de operativos judiciales. Lo que se procurará es proceder en base al chequeo de los datos y a la confirmación de los elementos bajo proceso para continuar con la lista de personas involucradas en las comunicaciones intimidatorias.

Además, y según consignó Ponce Asahad, existe un contacto fluido entre la fiscalía y el Ministerio de Educación santafesino para que giren al Ministerio Público de la Acusación (MPA) actas escolares que se hayan generado "en el marco de su competencia". Ya sea llamados de alumnos, alguna presentación de padres y antecedentes de comunicaciones de escolares a la institución, con el fin de producir una unificación de datos.

Municipio y fiscales

En relación a esta problemática, ayer la intendenta Mónica Fein, junto al secretario General del municipio, Pablo Javkin, se reunió con Jorge Baclini y Patricio Serjal, fiscal General y Regional respectivamente.

"Nos hemos reunido con las máximas autoridades del Ministerio Público de la Acusación y nos comprometimos a que los imputados puedan realizar probation en ámbitos municipales en los casos de los jóvenes involucrados y de que así se requiera", apuntó Javkin. Y llamó a no minimizar una problemática que "afecta a toda la ciudad, tanto a los chicos de los colegios como al normal desarrollo de los entornos, con los cortes de tránsito y el movimiento de las fuerzas de seguridad y orden público que implica".

En esta línea, Javkin consideró que hay que "generar conciencia y tomar medidas necesarias para poder encontrar a los responsables, pero es fundamental que tanto chicos, padres, Ministerio de Educación provincial y nosotros desde el municipio podamos trabajar en conjunto".

12 agentes se movilizan en cada operativo ante una llamada alertando la presencia de una bomba en una escuela

45minutos dura cada operativo, al que acuden bomberos, la Brigada de Explosivos y personal de la GUM

50teléfonos fueron identificados hasta el momento como los aparatos de los cuales partieron las falsas amenazas de bomba

Comentarios