La ciudad
Miércoles 05 de Julio de 2017

"Por las falsas amenazas se prescinde de servicios que otras personas necesitan", aseguraron desde el 911

La coordinadora del sistema de emergencias provincial opinó que se podría sumar una multa económica a las penas vigentes. Sólo en junio hubo 33 llamados por falsas amenazas de bomba.

Junio fue un mes plagado de falsas amenazas de bomba en distintas entidades de la ciudad. A razón de una comunicación o más por día (en total fueron 33), desde el 911 aseguran que desplazar recursos para estos casos requiere de mucho dinero y tiempo, a la vez que instan a reforzar la educación sobre los chicos y a sumar una multa económica a quienes incurran en este delito.
En diálogo con Zysman 830 de La Ocho, la coordinadora del sistema de emergencias 911, Silvia Scimini, mostró su preocupación por el aumento en las cantidades de llamados: "Empezaron a subir ahora (en referencia a las falsas amenazas). Nosotros lo relacionamos con los exámenes y parciales, aunque ayer hubo llamadas que nada tenían que ver con eso: una fue en un jardín de infantes. Ya hacen las bromas por cualquier cosa, y es preocupante".
A pesar de que este año se lograron identificar casi todos los llamados con falsas alarmas, Scimini aclaró que no pueden actuar enseguida porque la comunicación pasa a la Justicia: "El número de teléfono queda registrado, pero no es fácil identificarlo enseguida. Todos los llamados son de celulares identificables. La llamada queda registrada y todos esos datos los pasamos a Fiscalía. En este momento hay dos casos: uno en Santa Fe, donde un juez dictaminó el castigo para una chica de un colegio, y uno en Rosario".
"A veces, la persona que está llamando usa una línea de otra persona. Otras, provienen del colegio porque llaman directamente a la institución, entonces la directora es la que nos llama. Y, a pesar de que sea una broma, hay que activar un protocolo", amplió.
Hoy en día, una falsa amenaza de bomba está penada con prisión. Sobre esto, Scimini opina que, a ello, se debería agregar "una pena civil o económica, como son las multas, para darle más fuerza (en referencia a la sanción)". "Yo le pido a los chicos, que por querer zafar del colegio o de exámenes, que tomen conciencia de todo lo que se está movilizando. A veces se están salvando vidas y, por estos casos, se puede estar prescindiendo de servicios para otras personas que sí los necesitan", concluyó.

Comentarios