Servicios en riesgo
Domingo 19 de Junio de 2016

Ponen bajo la lupa la construcción de una gran torre en una zona castigada por múltiples apagones

La obra generó polémica en el Concejo. Denuncian que la Intendencia eximió a la constructora de realizar un estudio de eficiencia energética.

El Concejo puso bajo la lupa un gran edificio que se levantará en barrio Martin al que la Intendencia exceptuó de un estudio de eficiencia energética, en una zona de servicios deficientes. El inmueble está ubicado en calle 3 de febrero al 400 y tendrá 100 departamentos y 50 cocheras. En dos oportunidades las áreas técnicas del municipio habían recomendado que se efectuara el relevamiento, pero en una tercera solicitud empresaria, el Ejecutivo cambió de posición.

En la última sesión del Concejo, los ediles aprobaron un pedido de informes del concejal Carlos Cardozo (PRO) donde solicita a la Intendencia los motivos por los cuales se exceptuó a la obra de calle 3 de Febrero 436 la realización del estudio de "aspectos higrotérmicos y demanda energética de las construcciones" que exige la normativa vigente para grandes superficies.

"Mas aún cuando la construcción se prevé en una zona con graves inconvenientes en los servicios de energía eléctrica, agua potable y gas natural, donde, sobre todo en el verano hay cortes masivos de luz", agregó el edil del PRO.

"Queremos saber por qué la Comisión de Evaluación de Proyectos Urbanos (Cepu) dependiente de la Secretaría de Planeamiento, exigió el estudio en 2013, lo ratificó en 2014 y en un tercer dictamen, de junio de 2015, cambió de opinión".

Según el concejal macrista, "ahora esta comisión dice que el estudio se puede obviar para la habilitación que se tramita en el Concejo y se deberá presentar posteriormente, cuando se solicite el permiso de edificación" enfatizó.

"¿Qué pasará si, de aprobarse este permiso como lo estima la Cepu, dependiente del municipio, y al realizarse el estudio de demanda energética de las construcciones, este determina que los servicios de la zona son insuficientes para abastecer a una megaconstrucción de estas dimensiones?" se preguntó Cardozo.

"¿No es más serio y razonable que se lleve a cabo esta evaluación antes de ser el expediente aprobado en el Concejo, y si el resultado es positivo avanzar?", planteó el vicepresidente del Concejo.

"El tema de los permisos que se gestionan ante la Dirección de Obras Particulares han traído numerosas polémicas en la ciudad, como la torre de Rondeau y Juan B. Justo, el complejo de 38 departamentos sobre Oroño que está paralizado por orden de la Justicia, la torre de calle Cordiviola con dos pisos más de lo permitido en el Código Urbano y muchos casos más que nos han llevado a pedir la intervención de la repartición", recordó el edil.

"Una megatorre de 54 metros de altura, 100 departamentos, 50 cocheras y espacios de servicios y esparcimiento no es una construcción que pueda ser sensible a cambios de opinión en cuestiones tan delicadas", remarcó.

Para Cardozo, "si hay razones detalladas para ese cambio de postura oficial, no han sido debidamente explicadas, ni a los vecinos, ni a los concejales", finalizó el concejal.

Comentarios