La ciudad
Jueves 29 de Junio de 2017

Ponen 30 camas en la guardia del Vilela y suman médicos ante los casos respiratorios

En los centros de salud barriales incorporaron kinesiólogos y el viernes habrá una reunión con los privados para agilizar derivaciones de pacientes

La Secretaría de Salud Pública dispuso 30 camas en la sala de guardia del Hospital de Niños Víctor J. Vilela, sumó profesionales y activó un plan de tratamiento de problemas respiratorios con kinesiólogos en los centros de salud barriales en el marco de un operativo para hacer frente a la creciente demanda de consultas por las enfermedades invernales. El dato no es menor si se tiene en cuenta que en el Vilela, por ejemplo, se pasó de atender unas 11 mil consultas semanales a 24 mil. En este contexto, el viernes la intendenta encabezará una reunión con miembros de la Asociación de Clínicas y Sanatorios para diagramar eventuales derivaciones de pacientes al sector privado.

El secretario de Salud Pública del municipio, Leonardo Caruana, explicó que esta semana y la que viene son las de mayor circulación viral, por lo cual se diagramó un operativo que tiene por objetivo responder a esa demanda.

"Lo que se hace es disponer medidas generales y refuerzos específicos. En el marco de las primeras se decidió disminuir las consultas programadas en los centros de salud barriales, donde las hemos reducido en un 50 por ciento. Esto nos permite tener a todos los equipos disponibles para atender la demanda espontánea", explicó Caruana.

De las 24 mil consultas que se están atendiendo semanalmente en el Vilela, el 43 por ciento está relacionado con problemas respiratorios.

En los centros de salud barriales además, se pone en marcha un dispositivo que se denomina internación abreviada. "Lo que se hace es un tratamiento intensivo en el área de enfermería y se evita así la internación", explicó Caruana.

En ese "tratamiento específico" intervienen kinesiólogos, se ha incorporado uno por distrito, que se suman a los que ya están trabajando en las salas de rehabilitación de los distintos efectores.

"Se trabaja con mucha kinesiología, aerocámaras y PAF directamente en los centros de salud. Estos son tratamientos que demandan algunas horas y que permiten que el niño que está cursando un cuadro respiratorio sea tratado allí, en el primer nivel de atención, lo que permite que lleguen al hospital los casos que realmente necesiten internación", destacó Caruana.

Cirugías

Entre las medidas generales también se dispuso la reprogramación de cirugías. "Con esto lo que logramos es tener más camas disponibles para atender esta demanda estacional", explicó el secretario de Salud Pública.

En cuanto a los refuerzos específicos, Caruana señaló que "en el Heca se reforzó la guardia con un médico de terapia intensiva y lo propio se hizo en el Vilela, donde la guardia, que habitualmente es atendida por cinco profesionales, fue reforzada con otro profesional y otro enfermero".

Mientras todas estas medidas están en marcha, el viernes la intendenta encabezará una reunión con integrantes de la Asociación de Clínicas y Sanatorios de Rosario con el objetivo de aceitar los mecanismos de derivación de pacientes desde el ámbito público al privado.

"Esta medida también busca descomprimir los hospitales en el caso en el que no tengamos más camas de internación, pero aún no hemos llegado a esa situación", precisó el secretario de Salud Pública.

Comentarios