La ciudad
Sábado 30 de Septiembre de 2017

Polémica por la media sanción al proyecto que prohíbe cobrar plus médico

Su impulsor, Luis Rubeo, dijo que "el paciente no puede pagar dos veces". Y la AMR remarcó que el profesional "es la variable de ajuste"

La Asociación Médica de Rosario (AMR) fustigó ayer el proyecto de ley que logró el jueves media sanción de Diputados y que busca prohibir el cobro de plus a los médicos en todo el territorio santafesino. "Hay que sincerar el financiamiento. En muchos de los casos los honorarios de los médicos sirven de financiamiento para las grandes instituciones, y eso hace que no se le pague al profesional", destacó el titular de la entidad, Dardo Dorato y consideró que la iniciativa "no es conducente".

La Cámara baja dio ayer media sanción a un proyecto que tiene por objetivo prohibir en toda la provincia el cobro de plus médico y de cualquier otro adicional o complemento monetario.

El proyecto fue presentado por el justicialista Luis Rubeo, quien propone sanciones a los profesionales que además de la orden de consulta cobren un adicional. Es más, esa sanción podrá ir desde un salario mínimo vital y móvil hasta 10 haberes.

La norma también contempla la suspensión de la prestación hasta 90 días.

En el texto aprobado el jueves se faculta a la Defensoría del Pueblo a realizar inspecciones a fin de controlar el cumplimiento de la ley y se establece que la misma prohibición se debe aplicar en clínicas, sanatorios e instituciones de diagnóstico.

La norma alcanzaría a los afiliados de la ley provincial 8.288 (Iapos y a los que refieren los artículos 8º y 9º de la ley nacional 23.660 (obras sociales).

Las repercusiones no se hicieron esperar. "Será inconducente", expresó Dorato y aseguró que la situación del financiamiento del sistema de salud "no se arregla por ese lado".

En tal sentido, el titular de AMR hizo una convocatoria a "sincerar" el sistema, ya que en muchos casos los honorarios de los médicos sirven de financiamiento para las grandes instituciones, y eso hace que no se le pague al profesional.

"Entiendo que las obras sociales paguen mal y poco, pero no se puede permitir que el paciente pague dos veces, cuando un profesional asume la prestación a cambio de una orden", argumentó Rubeo al tiempo que admitió que el esquema prestacional produce distorsiones.

"En el caso de Iapos se abona a los médicos el 50 por ciento del valor de la orden, es decir 110 pesos", detalló.

En esta línea argumentativa, el diputado justicialista ahondó: "Existen dos víctimas: el paciente y el profesional . Es correcto que el profesional reclame, pero mientras tanto el sistema no puede ser financiado por quienes van a atenderse y no puede cortarse el hilo por lo más delgado".

Dorato admitió que la situación es "compleja" y que "el mercado se regula por la vía informal. Hay de todo: médicos que no cobran, otros que se exceden, está liberado y no es correcto".

La entidad que nuclea a los galenos aclaró que quienes están bajo su convenio cobran cada 15 días y advirtió que se divulga que "no se caiga en esta práctica".

Desde la AMR refirieron a la situación prestacional como de "alta heterogeneidad, con formas de financiamiento que se hacen difíciles de controlar, ya que no hay gobernabilidad sobre el propio mercado".

Para avalar sus críticas al proyecto de Rubeo, Dorato citó a la industria del medicamento. "Tiene una escala que no lleva relación con otros índices y resultan exorbitantes y además oligopólicos. Frente a esto, las obras sociales y las prepagas indican que les queda como única variable de ajuste el honorario del médico".

Otro ejemplo que citó el dirigente fue el de las prótesis. "El mercado es un nicho donde los prestadores no pueden fijar el precio de sus productos porque está atado a lo que los financiadores están dispuestos a pagar, y que tiene costos inflexibles como los anteriores".

Dorato señaló que "el médico sigue siendo la variable de ajuste", para luego ir a un punto sensible del sistema: "Hay convenios que son muy bajos, pero también empresarios que con estos convenios hacen mucha plata".

La AMR se quejó porque hace 35 años "no se discute en serio" esta problemática.

Comentarios