La ciudad
Domingo 28 de Mayo de 2017

Polémica por la libertad condicional a favor de un ex futbolista

González Riaño obtuvo ese beneficio mediante un juicio abreviado. En agosto manejaba borracho cuando atropelló y mató a un motociclista.

El ex futbolista de Colón de Santa Fe, Lautaro González Riaño, recibió el viernes la libertad condicional debido al procedimiento abreviado por el que optó dentro de la causa que tiene por atropellar y matar a un hombre de 20 años que se trasladaba en moto. Riaño lo arrolló mientras manejaba alcoholizado y luego de evadir un control de alcoholemia y atravesar un cruce con semáforo en rojo, en agosto del año pasado, en Ovidio Lagos y Catamarca. Esta determinación de la Justicia generó agitadas críticas por parte de las autoridades de Control municipal, familiares del muchacho fallecido, y también de reconocidas organizaciones en favor de la conciencia vial.

   El ex jugador sabalero fue imputado por homicidio simple con dolo eventual por la muerte de Diego Torres, de 20 años. En aquella ocasión, el entorno familiar de la víctima fatal entendía que había sido "un gran paso adelante" al haber quedado detenido, y además lo calificaba como "una gran oportunidad para hacer Justicia".

   Ahora, con esta oportunidad de salida, todo cambió y el círculo íntimo de Diego Torres está muy enfurecido con la decisión judicial. "Esto es como una tomada de pelo, nos provoca mucho dolor", reclamaron con bronca. Y en el mismo sentido se expresó Gustavo Adda, director de Tránsito de Rosario, quien lo calificó como "vergonzoso" y agregó: "Es una lástima, ya que la Justicia tenía todos los elementos necesarios para poder establecer una condena ejemplar y se desvaneció".

   "No puede haber ningún atenuante válido en este tipo de causas", exigió públicamente el funcionario municipal.

   También apuntó con crudeza Mónica Gangemi, titular de la Asociación Civil Compromiso Vial. "Evidentemente no quieren que la Justicia de la provincia siente jurisprudencia sobre las condenas efectivas para estos delincuentes viales", exclamó.

   "No lo quiere el presidente de la Corte Suprema de Santa Fe, ni el fiscal regional", agregó Gangemi, quien subrayó que "un abreviado es nada, es una auténtica burla para la familia de la víctima".

   Vale recordar que el ex jugador de Colón buscó evadir un control de alcoholemia y que en un alocado escape con un Peugeot 208 blanco cruzó un semáforo en rojo y embistió a un motociclista, que horas después falleció en el Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca). Los controles posteriores lograron confirmar que conducía con 1,45 miligramos de alcohol en sangre.

En aquella oportunidad el futbolista surgido de Colón intentó zafar de los controles de rutina y con un brusco volantazo intentó acelerar por Ovidio Lagos y cruzó en rojo el cruce con Catamarca. Allí embistió a un joven de 20 años, quien conducía una moto de 110 centímetros cúbicos de cilindrada y cruzaba en ese instante la intersección con luz verde a favor.

Comentarios