La ciudad
Viernes 24 de Marzo de 2017

Polémica entre la intendencia y el gremio municipal por el uso de autos oficiales en la marcha municipal

El Ejecutivo sancionará a los empleados que fueron al acto con vehículos de la Intendencia. El gremio rechazó el planteo en duros términos.

El Ejecutivo local y el gremio municipal se cruzaron ayer en una encendida polémica por el uso de vehículos oficiales en la marcha de protesta del miércoles por el centro rosarino. El secretario de Gobierno, Gustavo Leone, anticipó que "habrá sanciones" para los trabajadores del área de Control que utilizaron los móviles de la Municipalidad y disparó: "Dieron una imagen deplorable". Según el secretario general del sindicato, Antonio Ratner la Intendencia busca penalizar a los empleados para "opacar una movilización multitudinaria".

El cruce se generó por la utilización de motos, camionetas, tractores y desagotadoras del municipio en la masiva marcha del gremio en medio del paro del miércoles. La medida de fuerza fue en rechazo a la oferta del 22 por ciento que hicieron los intendentes en la paritaria, que ahora será mejorada la semana próxima en sintonía con la propuesta provincial (ver aparte).

Para Leone, "la peor de las equivocaciones es tomar equipamiento que está afectado al servicio y utilizarlo para una movilización sindical. No hay ninguna duda de que vamos a avanzar con acciones sumariales respecto de quienes utilizaron estos móviles", adelantó.

Y precisó que la Municipalidad promoverá sanciones "como suspensiones en aquellos casos que hayan sido registrados por las cámaras. Esto fue muy grave".

El titular de la cartera política de la gestión que encabeza Mónica Fein aclaró que "muchas personas se movilizaron a pie. Eso es lo que correspondía si querían reclamar".

En ese sentido remarcó que "tomar el equipamiento afectado al servicio público no sólo tiene que ver con la cobertura, con el seguro, sino con utilizar equipo que está destinado a la prestación de un servicio y que debía estar guardado en su lugar de trabajo".

"Ayer (por el miércoles) había paro —continuó—y no debieron utilizarse. Los empleados que están afectados a un servicio de control ayer dieron una imagen deplorable".

La respuesta del histórico líder de los municipales no se hizo esperar. Ratner atribuyó la advertencia de sanción que lanzó la Intendencia a un intento de neutralizar la marcha.

El gremialista sostuvo que "lo que pretende la Municipalidad es opacar una movilización multitudinaria de trabajadores, que hace ocho meses que tienen sus sueldos congelados con todo lo que viene pasando en el país".

Al respecto señaló que "hay una extralimitación del secretario de Gobierno en querer tomar sanciones e iniciar sumarios. No hay una sola falta de servicio, las guardias mínimas estaban cubiertas y luego del acto, cada uno se retiró a su tarea".

También aclaró que "afortunadamente no hay nada que indique el deterioro o mal uso de los vehículos del municipio. Por otra parte, los inspectores estaban abocados a sus respectivos trabajos para ir cortando las calles y a las 10 se dirigieron a la plaza (25 de Mayo)".

Comentarios