Accidente en la ruta 33
Miércoles 01 de Marzo de 2017

Plan de contingencia para reemplazar los servicios que prestaba Monticas

Varias firmas cubrirán hasta finales de marzo los recorridos en las rutas 33 y 9. La provincia admitió que las frecuencias se verán resentidas

El secretario de Transporte de la provincia, Pablo Jukic, anunció formalmente el plan de contingencia después de darle de baja al permiso provisorio que tenía Monticas para brindar los servicios de transporte de pasajeros en las rutas 9 y 33 dentro de Santa Fe. El programa especial arrancó ayer con los inconvenientes lógicos de sacar a un jugador tradicional del sector y poner en apenas cuatro días de transcurrida la tragedia —que se cobró la vida de 12 personas y dejó a 34 heridos— a otras empresas locales a cubrir parte de esos trayectos.

El funcionario reconoció de entrada que "las frecuencias se verán resentidas porque las empresas no tienen unidades suficientes". Se estimó que brindarán alrededor de un 60 por ciento de los servicios que realizaba Monticas. Eso se notó en las paradas en las distintas localidades.

Desde la Cámara Empresaria del Transporte Multimodal de Pasajeros (Cetramp), que agrupa a unas nueve firmas del sur provincial, también admitieron que la cantidad de servicios es menor a la que hubo hasta el domingo (cuando Monticas dejó de operar por decisión judicial). Monticas tenía unas 30 unidades que brindaban los servicios por las rutas 9 y 33. Sin embargo, los intendentes y presidentes comunales afectados por la caducidad de los servicios de Monticas evitaron realizar declaraciones.

Tal como lo adelantó La Capital en la edición de ayer, las empresas Tata Rápido, Santafesina, Los Ranqueles y la línea 35/9 de RosarioBus se repartieron los servicios de Monticas en la ruta 33, donde continuará circulando la firma Arito y La Verde. En tanto, por la ruta 9 las empresas Güemes y Transur, que ya transitan ese corredor, asumirán los servicios de Monticas que, de todos modos, podría volver a operar si se levanta la clausura del galpón de Sabín al 900, que fue allanado el domingo pasado, salvo que la provincia decida antes bajarle el pulgar también a ese servicio. Es que, el decreto de caducidad de la concesión rubricado por el gobernador Miguel Lifschitz es sólo para las líneas de la ruta donde se produjo el trágico accidente. El decreto para revocar el permiso sobre este corredor está en elaboración.

En conferencia de prensa, Jukic detalló que se "puso un servicio adicional de la empresa Tata Rápido que varias veces al día va a recorrer la ruta 33 de Rosario a Casilda, y se armó una conexión con la línea 35/9, tanto bandera roja como negra, para que haga un enlace (gratis), cada 40 minutos, entre Pérez y Zavalla. La idea es transportar principalmente a los estudiantes que asisten a la Facultad de Ciencias Agrarias". Ese esquema comenzó a regir ayer por la tarde.

"También es importante saber que hay empresas como Arito y La Verde que hacen el servicio sobre la ruta 33, que paran en Pujato, Zavalla y Casilda; son alternativas para los usuarios de las zonas más afectadas. En tanto, las empresas Santafesina y Los Ranqueles van a poner colectivos y horarios adicionales", agregó el funcionario.

Convocatoria

Las reuniones en la sede rosarina del Ministerio de Infraestructura de la provincia se sucedieron ayer como tal ocurrió durante el fin de semana largo. Además de resolver con empresarios, gremios e intendentes y presidentes comunales la emergencia, Jukic explicó que en el plazo de un mes convocarán a una licitación para cubrir los servicios que hasta ahora brindaba Monticas.

También adelantó que antes de finalizado el primer semestre presentará el proyecto que elevarán a la Legislatura santafesina para modificar la ley que rige al sector y que data del 24 de enero de 1935.

Comentarios