La ciudad
Jueves 27 de Julio de 2017

Para la provincia es "inconducente" cerrar guardias en los efectores

"La posibilidad de cerrar las guardias es una medida totalmente inconducente. Las guardias están para resolver situaciones de urgencias y emergencias. Que se cierre ese servicio, no nos parece una medida adecuada", sostuvo el ministro de Salud de la provincia, Miguel González, en respuesta a la medida reclamada por el sindicato médico de suspender la atención cada vez que en un efector se produzca una situación de conflicto.
   En diálogo con La Ocho, González rechazó de plano el protocolo que anteayer presentaron las autoridades de la Asociación de Médicos de la República Argentina que, entre otras medidas, plantea la suspensión de la atención en los consultorios. Según explicó la secretaria gremial de Amra, Sandra Maiorana, la propuesta busca "consensuar las medidas de seguridad que los profesionales pueden tomar cuando todas las otras fallaron" y busca garantizar la seguridad de los médicos y de todo el personal de salud frente a un ataque.
   El titular de la cartera sanitaria de la provincia consideró que se trata de una medida "inconducente", y destacó que desde el ministerio "se viene trabajando para mejora la seguridad". Entre otras medidas, el funcionario apuntó que se restringió el ingreso de personas a las salas de espera, se instalaron cámaras de seguridad y se desarrollaron "una serie de medidas que antes no se hacían porque este fenómeno en los hospitales públicos no estaba instalado con los trabajadores de salud" que se fueron acordando con los trabajadores.
   Aun así, sostuvo, "el fenómeno de la inseguridad es diferente al de la violencia. Hubo situaciones donde a pesar de funcionar todos los protocolos de seguridad, en el contexto de un consultorio con un paciente y un profesional, hubo situaciones de violencia. Y eso es muy difícil de prever y los trabajadores mismos lo saben".


Comentarios