La ciudad
Domingo 12 de Marzo de 2017

Palometas, una especie que se incrementa en el río con la llegada del calor

Esos peces pueblan el Paraná todo el año, pero con elevadas temperaturas acentúan su comportamiento agresivo.

Los ataques de palometas que afectaron a bañistas de las playas de la costa norte rosarina durante las últimas semanas renovaron un tema que suele ser un clásico de los veranos. No es raro que en los meses que van de diciembre a marzo las palometas se conviertan en noticia, aunque en realidad viven todo el año en aguas el Paraná y son una especie muy común en toda la cuenca del Paraná.

Según explicó Andrés Sciara, director del Acuario del río Paraná, estos ataques (que son muy esporádicos y también imposibles muy difíciles de predecir) tienen que ver con un aceleramiento del metabolismo de esa especie debido al calor extremo, así como también a ciertos comportamientos reproductivos.

Sciara subrayó que en esta zona conviven tres especies de palometas que son de la misma familia y del mismo género que las pirañas del Amazonas y de otros ríos de Sudamérica. Son especies con amplia distribución espacial y muy abundantes en cantidad que contra lo que a veces se cree, no llegan a esta altura del Paraná sólo durante los meses cálidos, sino que están presentes todo el tiempo principalmente en zonas calmas y con vegetación.

"Son especies abundantes pero no muy estudiadas. No existen registros de que haya habido aumentos particulares de población ni por razones ambientales ni por cambios en el clima", explicó el científico.

Tampoco se trata de una especie que esté amenazada según los registros, y muy por el contrario es relevante para el equilibrio del ecosistema acuático ya que se alimenta de peces, crustáceos y también de pequeños mamíferos muertos.

"Pueden actuar como carroñeras oportunistas y atacan además a peces débiles o moribundos. Las palometas son también el alimento de otros animales", agregó.

Respecto a si su aparición tiene que ver con las altas temperaturas del verano, Sciara recordó que los peces no regulan su temperatura interna y por eso su comportamiento está condicionado por la temperatura del medioambiente donde viven.

Para el caso puntual de las palometas, aclaró que son peces cuya actividad metabólica se intensifica en temporadas de mucho calor, aunque ese aumento de actividad (que incluye los ataques) también podría estar asociado a su comportamiento reproductivo.

"En esta lugares de aguas calmas y templadas las palometas podrían tener comportamientos reproductivos y aumentar su agresividad, aunque hay que aclarar que estos ataques no implican que la especie se alimente de carne humana".

Según el experto, los ataques se explican porque con el calor las palometas suman agresividad a su comportamiento habitual, que es de por si agresivo. También relató que son peces que van en cardúmenes pequeños, con alta jerarquía.

Para Sciara se pueden tomar algunos recaudos para evitar ser atacados por palometas, aunque también aclaró que episodios como los de los últimos días son muy esporádicos.

"No hay, ni habrá ataques masivos de palometas. Son cuestiones muy esporádicas como demuestra el hecho de que esos peces están todo el tiempo en el río y sin embargo muy pocas veces se reportan ataques".

Por otra parte el río es el hábitat natural de los peces, por lo que en todo caso hay que prestar atención en días de altas temperaturas y seguir indicaciones de personal capacitado. "En algunos balnearios se colocan redes de contención que son muy útiles, y otro consejo puede ser intentar mantener limpias de vegetación las zonas de balnearios ya que muchas veces los peces podrían instalarse allí por sus comportamientos alimentarios y reproductivos", dijo el director del Acuario, para recomendar por último no colocar ni tirar de ninguna manera productos químicos en el agua pensando que eso puede servir para espantar a las palometas.

"Los ataques de palometas son imposibles de predecir, aunque si se nota una clara correlación entre estos episodios y las épocas de calor muy elevado", subrayó.

Comentarios