La ciudad
Viernes 14 de Julio de 2017

Otros cuatro detenidos por el caso de las facturas "truchas"

En total ya son 10. Uno de los que cayó ayer es escribano. La hipótesis es que vendían comprobantes de pago para evadir impuestos

La justicia federal ordenó detener ayer a otras cuatro personas bajo la sospecha de que integraban una gigantesca organización ilegal que vendía facturas "truchas" a empresas, comercios e individuos que las utilizaban para evadir impuestos. Estos detenidos se suman a los seis que cayeron la semana pasada por el mismo motivo. Entre los arrestados ayer hay un escribano.

Las nuevas detenciones fueron ordenadas por el juez penal federal Carlos Vera Barros y realizadas por efectivos de la Gendarmería Nacional en distintos domicilios.

Los detenidos son Marcos Rete, Atilio Miotti, Guillermina Scariglia y el escribano Fabián Tosini. Con la excepción de Scariglia, que recién declarará hoy, todos fueron indagados ayer por el magistrado e imputados de los mismos delitos atribuidos a los seis detenidos la semana pasada, entre ellos la asociación ilícita.

La sospecha es que todos integraban una red criminal que creaba empresas de fantasía para facturar pagos y gastos inexistentes que luego les servían a sus clientes para no pagar el IVA y otros impuestos.

La actividad delictiva fue descubierta por la Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip) y denunciada ante el fiscal federal Federico Reynanes Solari. El fiscal ya impulsó varias medidas investigativas y no hay que descartar que se produzcan nuevas detenciones.

El miércoles 5 de julio ya habían sido detenidos la contadora María Cristina Ottaviano, Lelio Serafini, Marcelo Liporaci, Ricardo Astudillo y Miguel Centeno. Un día después se presentó y también quedó preso Adrián Zeballos, a quien los gendarmes no habían encontrado en los allanamientos realizados un día antes.

Una de las empresas fantasma que la organización había inscripto en la Afip es Bruson, que tiene domicilio legal en 25 de Mayo 293, tercer piso, en la Capital Federal. Fue "creada" el 14 de abril de 2015. En diciembre de ese año la constituyeron como SA con un supuesto activo de 100.000 pesos.

Pero hay muchas más. Domach SA, por ejemplo, cuenta entre sus integrantes a Marcos Matías Rete.Con él figuran otras personas cuyos nombres se repiten en muchas más de estas sociedades anónimas que sólo existían para facturar pagos inexistentes.

El domicilio legal con el que inscribieron a Domach es Paraná 608, piso 8, departamento 17, también de la Capital Federal. La Afip descubrió que eran empresas truchas al detectar que algunos de sus directores, por ejemplo, eran personas insolventes.

Comentarios