La ciudad
Domingo 16 de Abril de 2017

Otra vez una mujer resultó herida al ser atacada a golpes por su pareja

Llegó al Roque Sáenz Peña con un corte en el labio y politraumatismos. En otro caso, un hombre fue detenido por agredir a sus dos hermanas.

Golpes en el rostro y en las manos fueron las lesiones que le produjo su pareja y por las que una mujer de 34 años debió ser asistida en el Hospital Roque Sáenz Peña. La paciente ingresó y se retiró sola del efector municipal y sin radicar allí la denuncia, lo que hizo que las autoridades médicas no activaran el dispositivo previsto ante casos de violencia de género, aunque más tarde dejó asentado ante la policía que sus heridas fueron el resultado de una golpiza que le había propinado su pareja, un hombre que hasta ayer se encontraba prófugo. Mientras tanto, a través del 911, dos hermanas denunciaron haber sido agredidas por su propio hermano, de 28 años, que quedó detenido en la comisaría 19ª.

   El primero de los casos se produjo en una vivienda de la zona sur, en Margis al 4800, casi Flammarión y a pocas cuadras de Uriburu. Allí, María Laura, de 34 años, y su pareja, de 46, tuvieron fuerte discusión. El hombre la golpeó en el rostro y en las manos, y se fue.

   La mujer fue a atenderse por sus propios medios a la guardia del Roque Sáenz Peña, donde llegó ayer pasada la una de la madrugada y fue asistida por un corte en el labio inferior, politraumatismo y una escoriación en la mano izquierda.

   "Estaba muy angustiada, pero no hizo referencia a los médicos sobre el origen de los golpes", explicó ayer el director del hospital, Matías Vidal, e indicó que tampoco hizo la denuncia en el destacamento. "De lo contrario, se hubiera activado un dispositivo específico a partir del cual habría quedado en observación durante la noche para preservarla y empezar a trabajar con equipos de salud mental y trabajo social", detalló.

   Lo cierto es que María Laura se retiró por sus propios medios, e hizo después la denuncia donde refirió a la policía que las heridas eran producto de una golpiza de su pareja, que hasta la mañana de ayer continuaba prófugo.

Detenido

Otras dos jóvenes de apenas unos 20 años fueron asistidas ayer luego de denunciar a la línea de emergencia 911 a su propio hermano, Jonathan Ezequiel, de 28 años, que las había agredido físicamente a ambas.

   La denuncia fue hecha en plena madrugada desde la vivienda de Bulevar Seguí y Rouillón, donde el hombre las golpeó y donde aún permanecía al momento de la denuncia.

   Luego de trasladar a las jóvenes para recibir la asistencia médica correspondiente, la policía detuvo al joven, que quedó alojado a la seccional 19ª.


Comentarios