La ciudad
Martes 26 de Septiembre de 2017

ONG dice que la GUM "tiene por ley la función de cuidar el espacio público de agresiones"

Damián García, de Sinergia Ciudadana, remarcó que "es un despropósito contratar seguridad privada para funciones que corresponden a la Guardia Urbana.

"Es un despropósito que se contrate seguridad privada para la custodia y cuidado de espacios públicos que debería ser una tarea propia del Estado. En ese marco, como pedimos hace rato cuando hicimos un informe en el que surgió que el 70 por ciento de las plazas de Rosario están vandalizadas, reclamamos que se cumpla con el decreto 1883 del 2004. Esa norma establece que la GUM tiene que cuidar el espacio público de agresiones y velar por la seguridad pública mediante su presencia y vigilancia en los espacios comunes de recreación y esparcimiento y entre paréntesis habla de parques, plazas, paseos y playas".

Leer más: La contratación de seguridad privada pone en debate el rol de la GUM

Damían García, de la ONG Sinergia Ciudadana, expuso esos argumentos al cuestionar el llamado a licitación que hizo la Municipalidad para contratar seguridad privada que se encargue de vigilar espacios públicos, una competencia que por ley está asignada a la Guardia Urbana Municipal (GUM). Según los datos que trascendieron hoy, el municipio destinará 28 millones de pesos en 2017 para pagar cuidadores de plazas y parques.
En declaraciones al programa "Zysman 830", García dijo que las funciones que tiene asignada la GUM mediante esa normativa "son específicas. No algo que se de a libres interpretaciones por parte del municipio o parte de la GUM. Acá hay un decreto que es específico y establece que se tienen que encargar de esas funciones, y no lo está haciendo. Por eso, ahora la Municipalidad debe contratar seguridad privada. Eso nos parece un despropósito.".
"No sabemos si esto se da porque no hay una cadena de mando en el municipio respecto a las funciones que cumple la GUM o hay un desinterés por parte de la Municipalidad y de la GUM por cuidar las plazas y parques. Más allá de todos los buenos planes que pueda tener el municipio o la provincia de invertir plata en plazas, sino hay un plan prolongado en el tiempo de cuidado de esos lugares, se pueden invertir 70 millones de pesos que serán tirados en un saco roto porque esos espacios se vandalizarán", agregó.
García remarcó que el ciudadano común "no sabe con exactitud cual es el rol de la GUM", y destacó que las plazas "son tierra de nadie. Sobre todo en los barrios periféricos".

Comentarios