Trata de personas
Martes 07 de Febrero de 2017

"No podían creer que nos hayan abandonado en un lugar considerado cuna de la trata"

Martina contó cómo el coordinador las hizo bajar del colectivo y se fue en el micro.

Martina es una de las tres jóvenes rosarinas que días atrás vivieron una dramática situación cuando, al regreso de un viaje a Brasil, fueron obligadas a bajar del colectivo en la ruta y abandonadas en el lugar. Les advirtieron que la zona es "cuna de la trata". Las mujeres presentaron una denuncia contra el empleado de la empresa de turismo.
Según contó Martina a "El primero de la mañana" de La Ocho, los problemas con la empresa contratada para realizar el viaje a Canasvieiras se presentaron "desde el minuto cero". "A la vuelta (el 15 de enero) nos hacen subir a un colectivo que no era el nuestro y uno de los coordinadores nos explicó que en Ferrugem nos estaba esperando nuestro colectivo", relató la joven.
Sin embargo, al llegar a Ferrugem el coordinador las hizo bajar a las tres chicas "de muy mala manera, usando términos como «callate la boca y bajá, si no te gusta te hubieras buscado otro coordinador»". Martina contó que al descender no había ningún otro micro para hacer el trasbordo. Esperaron un rato hasta que el coordinador de la empresa dijo que iba a buscar algo, se subió al colectivo y el micro se fue del lugar, dejando a las tres chicas solas cerca de una estación de servicio "sin señal ni wi fi".

ferrugem1.jpg
Las playas de Ferrugem, en Brasil.
Las playas de Ferrugem, en Brasil.
"Logramos agarrar el wi fi del autoservicio y hablamos con un coordinador que estaba en Canasvieiras, que nos pasó el contacto de un representante de la empresa en Ferrugem. Cuando nos vienen a buscar nos dicen que no podían creer cómo nos habían dejado solas ahí. Que no había otro colectivo. Y tiró un comentario diciendo «cómo las van a dejar acá, sabiendo que (esa zona de Ferrugem) es la cuna de la trata». Y cuando dijo eso nos asustamos", contó Martina. La joven agregó que mientras esperaban que el representante de la empresa intentaba conseguirle pasajes de regreso a Rosario, pasó por el lugar un coche con brasileros que se ofrecieron "a llevarlas donde ellas quisieran".
Ese día no lograron conseguir pasaje, el representante de la empresa se ofreció a llevarlas a una casa donde se hospedan los coordinadores y recién al día siguiente pudieron regresar a Rosario. "Lo que queremos es que esto no le pase más a nadie y que averigüen bien la empresa", dijo Martina, quien reveló que la empresa de turismo contratada fue TR Exclusive.

Comentarios