La ciudad
Sábado 23 de Septiembre de 2017

"No hay necesidad de reabrir el debate sobre la política de preservación"

El edil Horacio Ghirardi, presidente de la comisión de Planeamiento, destacó que "Rosario debe apoyarse en su reglamentación, que es muy buena".

Ante algunos pedidos de excepción a la normativa que protege los edificios patrimoniales en la ciudad, ayer se reunieron concejales que integran la comisión de Planeamiento con autoridades municipales, y remarcaron la importancia de los lineamientos que establece el Programa Municipal de Preservación y Rehabilitación del Patrimonio. "En términos generales, creemos que tenemos una muy buena política de preservación, que persigue una clara filosofía de defender determinados aspectos, que están vinculados a los tramos urbanísticos y a la regulación de alturas, en distintos puntos de la ciudad", destacó Horacio Ghirardi, presidente de la comisión.

   Sobre las particularidades del encuentro, el edil oficialista se encargó de remarcar que "hubo un escenario en el que no se planteó, recatalogar nada, no hay necesidad de reabrir el debate de preservación, porque creemos en lo que se hizo hace 8 años, con la participación de sectores muy importantes de la ciudad, como la Facultad de Arquitectura (UNR), el Colegio de Arquitectos (Cad2), organizaciones y especialistas. Ese fue un trabajo muy serio, y Rosario debe apoyarse en esa reglamentación para desarrollar las tareas de preservación arquitectónica y cultural"

   De esta manera, quedó claro que las solicitudes de excepción que están impulsando algunos particulares, dueños de casonas en el caso céntrico, se deberán encuadrar dentro de la normativa vigente, respetando los límites y el grado de preservación que tiene cada inmueble.

   "Hay más de 5.600 inmuebles catalogados en toda la ciudad", apuntó Ghirardi. "Y nosotros, en la comisión de Planeamiento del Concejo, debemos tener 5 o 6 situaciones de análisis, y sólo dos piden ser descatalogados. Así que no es que en Rosario se está produciendo un debate ciudadano respecto de las políticas de preservación", enfatizó el concejal.

   Y explicó: "La intención es asesorar a aquellos inmuebles que quedaron dentro del programa de preservación, porque deben saber que tienen muchas alternativas. Puede haber una reutilización, incluso de ampliar superficie, porque no hay una medida que lo evite. Sólo se debe respetar el grado de preservación".

   "El programa municipal de preservación está para acercarle alternativas a los dueños de inmuebles patrimoniales alternativas", subrayó el edil. Y fue por más: "Hay más de 600 situaciones que se han resuelto, y se ha buscado un nuevo objetivo, o un nuevo fin. Los dueños de estas casonas están lejos de tener la necesidad de demolerlas".

   "Queda claro que estos inmuebles no merecen una situación de replanteo general, y debe encuadrarse dentro de la normativa vigente", agregó.

   También participaron del cónclave los concejales Alejandro Rosselló y Fernanda Gigliani, el secretario de Planeamiento municipal, Pablo Abalos; y la directora del Programa Municipal de Preservación y Rehabilitación del Patrimonio, Mariel Santos.

Comentarios